Eso es al menos lo que asegura un experto del sector del automóvil que ha expresado sus dudas sobre el futuro del vehículo eléctrico hacia el año 2030

No son pocos los que piensan que los vehículos con pila de hidrógeno no terminan de despegar y acabarán siendo un intento fallido por parte de muchos fabricantes. Sin embargo, algunos expertos ven esta tecnología desde una perspectiva muy distinta y consideran que su momento simplemente no ha llegado todavía.

Este es el caso del Doctor Felix Gress, Jefe de Comunicaciones Corporativas y Asuntos Públicos de la firma Continental, para el que los vehículos eléctricos acabarán siendo descartados en favor de los de hidrógeno de aquí a unos años.

Hyundai Nexo

Este experto, con amplia experiencia en el sector del automóvil, considera que los vehículos eléctricos ofrecen un valor insuficiente teniendo en cuenta lo que cuestan, especialmente si los comparamos con los diésel o gasolina.

2030: el año del hidrógeno

Gress reconoce, no obstante, que los eléctricos están ganando impulso y seguramente seguirán ganándolo durante los próximos años. Sin embargo, también cree que finalmente se producirá un cambio en el que los eléctricos acabarán en el olvido en favor de los vehículos de hidrógeno. Esto es algo que, en su opinión, se producirá hacia el año 2030, cuando veremos un buen número de vehículos emplear esta tecnología.

Su desconfianza hacia los vehículos eléctricos no termina ahí, sin embargo. Gress asegura que va a ser difícil para muchos consumidores aceptar que van a pagar más por un eléctrico que te ofrece menos. Además añade que, según las estimaciones de Continental, la tecnología de baterías tiene sus limitaciones y no será capaz de atender las necesidades de autonomía de algunos clientes.

Hyundai Nexo

Esta visión pesimista sobre el vehículo eléctrico, llega pocos días después de que el propio Director de Desarrollo de BMW, Klaus Frölich, asegurase en una entrevista que no existe una demanda real de vehículos eléctricos. Añadiendo seguidamente que BMW podría inundar el mercado de eléctricos pero nadie los compraría.

Aunque la firma bávara comercializará algunos modelos eléctricos, su estrategia actual es la de apostar principalmente por los híbridos enchufables y, quizás, a más largo plazo por los vehículos con pila de hidrógeno.

Lo que realmente nos depara el futuro

Si estos y otros expertos con opiniones similares sobre el futuro del vehículo eléctrico están o no en lo cierto es algo que solo el tiempo dirá, muchas cosas pueden cambiar de aquí a 2030. En cualquier caso, haríamos bien en preguntarnos si esta visión pesimista se fundamenta en la objetividad o en intereses personales, como las posibles consecuencias que tendrá su posible éxito en las compañías para las que trabajan.