Como viene siendo habitual con otros eléctricos, EuroNCAP destaca los buenos resultados obtenidos en las pruebas de colisión lateral

El primer vehículo completamente eléctrico de Jaguar se acaba de someter a las pruebas de seguridad del programa de seguridad europeo para automóviles EuroNCAP. Unas pruebas que en 2018 son mucho más estrictas que en años anteriores, lo que hace que sea mucho más complicado obtener altas valoraciones.

Para hacernos una idea, el cambio en la metodología seguida EuroNCAP ha provocado que vehículos que en años anteriores alcanzaban 4 o 5 estrellas en sus pruebas, ahora no consigan ninguna.

A pesar de ello, el Jaguar I-Pace ha logrado un magnífico resultado, con 5 estrellas EuroNCAP, que lo sitúan como uno de los vehículos más seguros del mercado actualmente, y que seguro es motivo de orgullo para la firma británica.

Resultados de las pruebas realizadas por EuroNCAP

De las distintas pruebas de colisión a las que ha sido sometido el I-Pace por EuroNCAP, destaca especialmente el resultado obtenido en relación a la seguridad de los pasajeros adultos, con una puntuación de un 91 por ciento. En el caso de que los ocupantes sean niños esa puntuación es algo menor cayendo hasta el 81 por ciento. El Jaguar I-Pace obtiene una buena puntuación en las pruebas realizadas para analizar la seguridad de los peatones en caso de atropello, con un 73 por ciento. Mientras que en la categoría dedicada a valorar los asistentes a la conducción con los que cuenta este vehículo para evitar un accidente, obtiene una puntuación de un 81 por ciento.

Es importante destacar los resultados obtenidos por el I-Pace en las pruebas de colisión lateral, con 16 puntos de un total de 16. Las buenas calificaciones en este tipo de pruebas empiezan a ser ya habituales entre los eléctricos, debido principalmente a la mayor rigidez que les aporta el que las baterías vayan en el suelo del vehículo perfectamente protegidas. Así, por ejemplo, los 3 modelos comercializados actualmente por Tesla -Model 3, Model S y Model X- obtuvieron el mismo resultado en las pruebas de colisión lateral.

En el vídeo que puedes encontrar sobre estas líneas, se puede ver cómo se desenvuelve el I-Pace ante estas pruebas de colisión. Adicionalmente, el vídeo muestra también el funcionamiento del Sistema de Frenado de Emergencia, que permite al vehículo evitar una colisión, o el atropello de un peatón o ciclista, cuando el conductor no está prestando la atención requerida. Como puede verse, el I-Pace es capaz de evitar la colisión o el atropello cuando circula a una velocidad de 50 km/h, reduciendo la intensidad del impacto y los daños sufridos cuando la velocidad es superior.

Un Airbag para peatones

Por último, resulta especialmente interesante el desempeño del I-Pace en la prueba de impacto de la cabeza de un peatón. Para evitar las lesiones sufridas, el I-Pace cuenta con varios sensores en el parachoques encargados de detectar el atropello de una persona. Si se da ese caso, como puede verse en el vídeo salta un Airbag bajo el capó del vehículo, que evitará que ese peatón sufra lesiones mayores. Según el informe presentado por EuroNCAP, los resultados obtenidos en las pruebas con este sistema de seguridad dependen de la situación del peatón, y pueden ser prácticamente inapreciables o buenos según el caso.