La alerta de peatones de Tesla ya empieza a estar operativa en los Tesla Model 3 fabricados a partir del día 1 de septiembre.

Después de los informes de la comunidad de coches eléctricos que sugieren que Tesla ha comenzado a equipar altavoces de ruido en el Tesla Model 3, los miembros de la comunidad que han reservado coches eléctricos después del 1 de septiembre, están viendo que sus modelos ya los montan.

Por primera vez, el sistema de altavoces exteriores está orientado a ahorrar vidas y evitar posibles accidentes. Entre los primeros videos del generador de ruido que operaba en un Tesla se subieron a Twitter, con el usuario Zach Feldstein mostrando el Deep Blue Metallic Model 3 de su vecino emitiendo la versión «inversa» del ruido destinado a ayudar a los peatones en todas partes. Las opiniones sobre el ruido difieren, ya que algunos lo consideran demasiado futurista, mientras que otros lo ven como una gran característica de seguridad que podría beneficiar a los peatones, especialmente a aquellos con discapacidad visual.

El Tesla Model 3 ya avisa a los peatones de su presencia

Los rumores sobre los fabricantes de ruido estallaron el 9 de septiembre, cuando un técnico de Tesla informó a Trevor de Tesla Owners Online que el fabricante de automóviles con sede en Silicon Valley comenzó a equipar altavoces exteriores para su sedán; el Tesla. El técnico agregó que cada Model 3 fabricado a partir del 1 de septiembre en adelante estaría equipado con el generador de ruido que emite dos sonidos separados, uno para conducir hacia adelante a baja velocidad y otro para retroceder.

La incorporación del generador de ruido para peatones se produce en respuesta a un informe de octubre de 2009 realizado por la Administración Nacional de Seguridad del Transporte en Carreteras sobre peatones ciegos y el mayor riesgo que corren al caminar alrededor de vehículos más silenciosos. La NHTSA aprobó la Ley de Mejora de la Seguridad de los Peatones de 2010 que finalmente se aprobó, por lo que es obligatorio que los vehículos que funcionan con baterías contengan un generador de ruido. Los fabricantes de estos vehículos pudieron elegir el ruido que se emitía, siempre que pudiera identificarse como un sonido del vehículos.

La NHTSA estima que la adición de generadores de ruido para peatones salvará a 2.400 personas de lesiones y podría evitar daños por entre $ 250 y $ 320 millones. La adición de estos generadores de ruido probablemente salvará la vida de los peatones, particularmente ya que se requerirá que se instalen en vehículos que funcionan con baterías en un futuro próximo.

Tradicionalmente, los vehículos de combustión interna emiten ruido de motor, transmisión y escape que es suficiente para alertar a aquellos que no tienen visión de su presencia. Sin embargo, los vehículos eléctricos carecen completamente de ruido de transmisión y escape, mientras que los vehículos híbridos casi no emiten ruido cuando viajan a bajas velocidades. Se determinó que los vehículos que coincidan con estas descripciones tendrán el mandato federal de equipar algún tipo de generador de ruido antes del 1 de septiembre de 2020.