Canoo acaba de presentar oficialmente su primer vehículo eléctrico, que llegará al mercado en 2021 y únicamente bajo suscripción

La start-up Canoo acaba de presentar un vehículo eléctrico bastante peculiar, al que ha dado el nombre de la compañía. Se trata de un modelo espacioso, que rompe con muchas ideas preconcebidas y que, realmente, no se encuadra en ninguno de los segmentos que conocemos hoy en día.

Canoo lo define como un vehículo con el interior de un SUV y la apariencia externa de un vehículo compacto. Aunque lo cierto es que es algo más parecido a un monovolumen. Con 4.4 metros de largo, 1.9 metros de ancho y 1.8 metros de alto, ofrece el espacio suficiente para acomodar a 7 ocupantes. 2 de ellos delante y otros 5 en la parte trasera en una configuración nunca vista hasta ahora.

Canto

En lo que respecta a sus especificaciones, Canoo afirma que ofrecerá una autonomía de 400 km y será capaz de recargar un 80 por ciento de la batería en menos de 30 minutos. El único motor que integra ofrecerá una potencia de 220 kW, suficiente para alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h.

AdvertisementAdvertisement

Canoo tampoco se olvida de dotar a su primer eléctrico con ciertas capacidades en la conducción autónoma. La start-up con sede en Los Angeles afirma que ofrecerá nivel 2 Plus de conducción autónoma; por lo que requerirá que el conductor esté pendiente de la conducción en todo momento.

Minimalismo al cuadrado

Otro de esos detalles que convierten a este vehículo en peculiar, es que no integrará grandes pantallas como podría esperarse hoy en día. Serán los ocupantes los que podrán utilizar sus propios smartphones para controlar la navegación, la música o el sistema de climatización. Canoo apuesta así por el diseño minimalista y la funcionalidad llevada al extremo, afirmando que los vehículos eléctricos no tienen porque seguir las reglas de los vehículos tradicionales.

Canoo

Canoo quiere diferenciarse también de la competencia con un modelo de negocio basado en las suscripciones. De hecho todos aquellos que quieran conducir este vehículo no podrán comprarlo. En su lugar tendrán que pagar una cuota mensual que incluirá el coste del seguro, el mantenimiento e incluso el coste de las recargas.

Canoo toma como ejemplo a Netflix

La start-up californiana defiende este modelo, asegurando que trae la comodidad y accesibilidad de una suscripción de Netflix al sector del automóvil.

Canoo

Canoo no se encargará, sin embargo, de la producción de este eléctrico. Ya que se ven más como una compañía de diseño que como un fabricante de automóviles. Es por ello que ya están en negociaciones con otras compañías para que se encarguen de la producción. Canoo tiene como fecha objetivo para el lanzamiento al mercado de este eléctrico el año 2021, aunque inicialmente podría limitarse únicamente al estado de California.