Noruega tiene el honor de convertirse en el primer país en el que una gasolinera ha sido reconvertida por completo en una estación de puntos de carga rápida

No cabe duda de que, en todo lo relacionado con la transición hacia la movilidad eléctrica, Noruega va siempre varios pasos por delante. La compañía Circle K, una de las compañías de suministro de carburantes más importantes del país, acaba de hacer historia al ser la primera a nivel mundial que transforma por completo una gasolinera en una estación de puntos de carga para vehículos eléctricos.

Circle K cuenta con más de 16 mil gasolineras alrededor del mundo -no solo en Noruega- y la mayor parte de sus ingresos provienen de la venta de carburantes. Eso no ha evitado, sin embargo, que Circle K decidiese reconvertir una de sus estaciones de servicio para adaptarse así mejor a la realidad del país escandinavo.

gasolinera

En una nota de prensa, el vicepresidente de la compañía, Sverre Rosén, afirma que la demanda de puntos de carga rápida ha experimentado un crecimiento exponencial en este país, y es precisamente esto lo que les ha llevado a tomar esta decisión. Asegurando además que se sienten muy orgullosos de haber sido unos pioneros a nivel mundial al llevar a cabo esta iniciativa.

AdvertisementAdvertisement

Esta antigua gasolinera ahora reconvertida se encuentra en Oslo

Rosén considera que esta nueva estación de puntos de carga rápida representa la voluntad de Circle K de adaptarse a la realidad del mercado. La creciente adopción del vehículo eléctrico está cambiando las necesidades de sus clientes, por lo que el camino a seguir por la compañía no puede ser otro que la transición hacia la movilidad eléctrica. Cuando las necesidades de nuestros clientes cambian, nosotros también debemos cambiar, ha asegurado.

Por su parte, la secretaria general de la asociación de vehículos eléctricos de Noruega, Christina Bu, ha celebrado la decisión de Circle K, calificándola como histórica. Al mismo tiempo que ha expresado su optimismo ante la posibilidad de que proyectos similares se puedan llevar a cabo en un futuro cercano. En su opinión, hemos entrado en una nueva era en la que las gasolineras empezarán a reconvertirse en estaciones de puntos de carga rápida para vehículos eléctricos. Esto es solo el principio, ha concluido.

gasolinera

Aunque seguramente todavía queda bastante tiempo para que veamos iniciativas similares en otras partes del mundo y en especial, aquí en España. La decisión de Circle K en Noruega es un aviso a navegantes de lo que está por llegar. Ante la creciente adopción del vehículo eléctrico las compañías de suministro de carburantes no tendrán otro camino que adaptarse a la demanda del mercado, o morir. Y podemos estar seguros de que preferirán optar por la primera opción.