Tesla es conocedora de que la vida útil de las baterías de un eléctrico no es suficiente, por lo que está desarrollando una súper batería capaz de superar el millón y medio de kilómetros sin dar problemas.

Tesla sigue demostrando que es una compañía en continuo movimiento y evolución, por lo que sigue optimizando todos sus sistemas para seguir tomando la iniciativa en la carrera por la electrificación.

Prácticamente todas las semanas tenemos noticias de la compañía de Elon Musk, y es que sólo la semana pasada Tesla declaró la guerra a Porsche en Nürburgring, conocimos que el Model 3 volvió a sacar la máxima puntuación en un crash test o que Tesla ofrecerá versiones más prestacionales bajo el nombre Plaid.

Uno de los elementos clave de un coche eléctrico es la batería, puesto que es la encargada de alimentar al propulsor y conseguir la mayor autonomía posible. Una de las principales limitaciones de la batería de un coche eléctrico (además de la propia autonomía) es la vida útil de las mismas, puesto que claramente no es lo mismo la vida de un coche eléctrico particular que la de un taxi, un autobús o un camión.

Tesla quiere implantar su nueva super-batería

Pues bien, tenemos novedades en este aspecto, y es que Tesla ha admitido estar desarrollando una súper batería capaz de soportar más de un millón y medio de kilómetros.

AdvertisementAdvertisement

Esta nueva batería sería capaz de durar incluso tres veces más de lo que lo hacen las actuales baterías de la compañía (6.000 ciclos). Lo que parece claro es que Tesla va a mantener en secreto su técnica para conseguirlo, puesto que es muy beneficioso para la marca demostrar que sólo ellos tienen la receta para conseguir que un tren motriz eléctrico pueda soportar muchos kilómetros.

Concretamente, la compañía de Elon Musk tiene como objetivo que sus vehículos puedan superar sin problemas la cifra del millón y medio de kilómetros sin tener que preocuparse por la fiabilidad de sus pilas.

Los experimentos para conseguir estas súper baterías se han hecho en la Universidad Dalhousie de Canadá. Con el apoyo de Tesla, ya ha habido varios años de pruebas en los que se ha sometido a ciclos de carga-descarga a 20, 40 y 55 grados Celsius.

Nuevo Tesla Model YLa movilidad del futuro exigirá unas baterías más duraderas

Los investigadores llegaron a la conclusión de que se van a necesitar ciclos de batería más largos para atender las necesidades de la movilidad del futuro. Algunos de los agentes que influirán en esto serán los taxis robotizados, y es que Elon Musk ya ha afirmado que Tesla se convertirá en operador de este servicio.

En estos experimentos, se ha comprobado de nuevo algo que ya sabíamos, y es que los super-cargadores acaban penalizando la vida útil de las baterías. Por lo tanto, están considerando el hecho de utilizar otros materiales para poder solucionarlo.

Otra de las dudas que despeja este anuncio, es que Tesla está trabajando de manera independiente para desarrollar sus propias baterías. De esta manera, dejarían de lado al que hasta ahora ha sido su socio, la japonesa Panasonic.

Lo que no se ha comunicado es la facilidad de fabricación, es decir, si estos compuestos químicos necesarios para conseguir la súper-batería se pueden fabricar en un volumen tan amplio como las células que se utilizan en la actualidad. En caso de que sea factible, Tesla volverá a dar un golpe en la mesa para diferenciarse del resto de marcas.