El Audi e-tron S y su variante Sportback quieren reinventar el concepto ‘SUV deportivo’

El Audi e-tron S y su variante Sportback quieren reinventar el concepto ‘SUV deportivo’

Escrito por: Miguel Lorente    1 julio 2020     3 minutos

Con más de 500 CV de potencia un dinamismo propio de otras carrocerías, los Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback llegarán en otoño a los concesionarios

Con 370 kW, 503 CV, de potencia, 973 Nm de par, tracción integral quattro, un centro de gravedad muy bajo, un reparto equilibrado de peso y una aerodinámica revisada y optimizada, la descripción bien podría ser la de un coche deportivo con motor de gasolina de altas prestaciones enfocado al uso en circuito o conducción espirituosa y no la de un SUV eléctrico. Así son es el recién presentado Audi e-tron S y su variante de carrocería más estilosa, Audi e-tron S Sportback.

Dos SUV eléctricos de altísimas capacidades, dinamismo, agilidad y comportamiento deportivo cuyo enfoque ha sido el de transformar el vehículo de base y reformularlo hasta transformarlo en un vehículo con alma de deportivo con planta y porte de todocamino.

Para ello, como indicamos, el trabajo se ha centrado tanto en lo que se ve como en lo que no.

Del Audi e-tron al Audi e-tron S no hay solo una insignia de diferencia

Y se ve un vehículo más ancho, tanto como que 55 milímetros de diferencia entre la carrocería del Audi e-tron y sus versiones S tienen la culpa, una ganancia de 23 mm por cada lado que suman mayor aplomo visual y dinámico.

Como también lo hace una suspensión que es capaz de ajustarse según la situación de la conducción y rebajarse un máximo de 76 mm. Todo ello, con un conjunto apoyado en unas espectaculares llantas, de 20 a 22 pulgadas, que permiten lucir y lucirse al equipo de frenado que, además de montar unas generosas ‘paelleras’ (discos) son mordidas por unas impresionantes pinzas de 6 pistones, propias de los Audi RS más extremos.

AdvertisementAdvertisement

Sea como fuere, en lo visual, se aprecian modificaciones estéticas que han sido realizadas no solo para distinguir al Audi e-tron S del Audi e-tron sino que suponen mejoras en su comportamiento en su lucha contra el viento. Tanto es así que el coeficiente de rozamiento de la caja estándar es de 0,28 mientras que la de la carrocería estilizada Sportback reduce hasta 0,26 el dato numérico que cuantifica su capacidad de incisión a través del aire.

La mecánica del Audi e-tron S

A partir del esquema del Audi e-tron 55, los ingenieros de la firma alemana han logrado darle una vuelta de tuerca al modelo, o unas cuantas. Tanto es así que, mediante la modificación de los elementos ya equipados, tanto el Audi e-tron S como el Audi e-tron S Sportback cuentan con 3 motores situados 1 en el eje delantero y 2 en el trasero, optimizando no solo las prestaciones sino el reparto de pesos habida cuenta de la ubicación del centro de gravedad.

Además, la electrónica permite que el trabajo de estos sea repartido en cada momento de la manera ideal de tal forma que, mediante el reparto vectorizado del par motor, cada rueda recibe la energía concreta para realizar la trazada ideal.

De esta forma y, gracias a la tracción integral, sello de la firma, quattro, los hermanos puede utilizar todo su potencial durante un máximo de 8 segundos lo que les permite, de manera holgada, hacer un sprint de 0 a 100 en 4,5 segundos. Una cantidad digna de coche deportivo. Por si fuera poco, estos SUV alcanzan una velocidad máxima de 210 km/h.

El coste de anteponer prestaciones a autonomía conlleva que el máximo kilometraje que ofrece el acumulador de 95 kWh disponible esté en unos 360 km.

Finalmente, para los interesados en adquirir uno de estos SUV eléctricos de altas prestaciones, Audi informa que ambos estarán disponibles desde este otoño. El precio del Audi e-tron S parte desde 98.030 euros mientras que el del Audi e-tron S Sportback asciende hasta los 100.330 €.

 

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.