Los vehículos de Tesla pronto contarán con capacidades de conducción autónoma dentro de las ciudades, deteniéndose ante semáforos en rojo o señales de stop

Tesla prometió que antes de que acabase 2019 la capacidad de Conducción Autónoma Total «feature-complete» estaría disponible al menos para aquellos propietarios de un Tesla que tienen acceso a versiones beta del software de la compañía.

Aquella promesa finalmente no se cumplió, pero Elon Musk ha asegurado una vez más que pronto estará disponible. Pero, ¿qué es exactamente la capacidad de Conducción Autónoma Total «feature-complete«?

Tesla Conducción Autónoma

Lo cierto es que la denominación elegida por Tesla puede llevar a cierta confusión, ya que podemos llegar a pensar que se ha «completado» el software que permitirá a un Tesla conducir autónomamente en cualquier situación. Y no es exactamente eso.

El propio Elon Musk lo explicó el pasado año durante una conferencia de resultados de la compañía. El Autopilot de Tesla está diseñado para su uso fundamentalmente en autopista, mientras que la función Convocar Inteligente permite al vehículo desplazarse autónomamente en aparcamientos -al menos en Estados Unidos-.

Cuando en Tesla hablan de Conducción Autónoma Total «feature complete» a lo que se refieren es a que el vehículo tendrá también ciertas capacidades de conducción autónoma en los desplazamientos por vías urbanas. Cerrando de este modo el circulo, al ser capaz de realizar autónomamente un recorrido desde un parking, circulando por la ciudad y también por autopista.

La conducción autónoma en vías urbanas es el último eslabón en la cadena para Tesla

Esto no significa, sin embargo, que los vehículos de Tesla vayan a circular ya de forma totalmente autónoma sin ningún tipo de supervisión del conductor. Tal y como ocurre con el Modo Convocar Inteligente o al activar el Autopilot en carretera, el conductor va a ser siempre el último responsable de lo que pueda ocurrir y, por tanto, tiene que mantenerse siempre alerta.

El hecho de que los vehículos de Tesla vayan a contar con capacidades de conducción autónoma en vías urbanas básicamente lo que supone es que van a ser capaces de reconocer señales de stop y semáforos, reaccionando ante estos eventos.

Tesla Autopilot Conos Trafico

Con las últimas actualizaciones de software disponibles, los vehículos de Tesla ya son capaces de reconocer conos de tráfico, señales de Stop y semáforos. Sin embargo, existe cierto margen de error y el vehículo no reacciona al detectar, por ejemplo, un semáforo en rojo.

En cualquier caso, esto es ya una señal clara de los logros alcanzados por la compañía. Con algo más de trabajo, en no mucho tiempo veremos como los vehículos de Tesla son capaces de circular autónomamente dentro de una ciudad. Aunque eso sí, lo repetimos una vez más, siempre bajo la supervisión del conductor que deberá llevar las manos en el volante en todo momento.