El Polestar 1 es un coupé híbrido enchufable de altas prestaciones creado para competir con el Tesla Model S

Tras su presentación oficial en el salón de Ginebra, el Polestar 1 está ahora de gira intentado conquistar nuevos mercados. Y si hay un mercado especialmente importante para este nuevo coupé, ese no es otro que los Estados Unidos. Polestar, una marca dedicada ahora exclusivamente a la fabricación de vehículos de altas prestaciones con un cierto grado de electrificación, ha considerado que Pebble Beach en California era el lugar perfecto para dar a conocer su nuevo coupé al público americano.

200 clientes en los Estados Unidos han realizado ya un primer depósito para hacerse con este híbrido enchufable. La cifra más alta de reservas alcanzada de entre todos los países en los que será comercializado. Algo que no es extraño si se tiene en cuenta que es precisamente Estados Unidos donde la marca sueca espera vender más unidades del Polestar 1.

Echando un vistazo a las imágenes, el diseño del Polestar 1 recuerda demasiado al de un Volvo. Esto no es extraño si tenemos en cuenta que inicialmente éste iba a ser el diseño del Volvo S90 Coupe, pero la marca sueca decidió finalmente apostar por lo eléctrico de la mano de Polestar.

El Polestar 1 se fabricará en China

Está previsto que este coupé de altas prestaciones entre en producción a mediados del próximo año en la fábrica de Chengdu en China. Éste va a ser el centro de producción de Polestar, donde planean fabricar inicialmente 500 unidades durante el primer año, incrementando posteriormente la producción en los años siguientes. La fábrica de Chengdu ha sido creada para convertirse en la más eficiente del mundo en la fabricación de vehículos, y en ella Polestar fabricará también el Polestar 2 -competidor directo del Tesla Model 3- y el Polestar 3 -que rivalizará con el Tesla Model X-. Más adelante es incluso posible que en estas instalaciones se produzca también el Polestar 4 -un modelo descapotable-.

El Polestar 1 es un híbrido enchufable con una autonomía en modo completamente eléctrico de 150 kilómetros. En aquellas ocasiones en las que se supere esta distancia, cuenta además con un motor de gasolina de cuatro cilindros con 2000 cc sobrealimentado por un turbocompresor. La potencia conjunta del vehículo, sumando los dos motores eléctricos, es de 600 caballos con 1000 Nm de par.

Fibra de carbono en su estructura

Los ingenieros de Polestar han trabajando enormemente para mejorar la eficiencia y el rendimiento del vehículo, empleando polímeros reforzados de fibra de carbono en vez de acero en algunos de sus componentes. De este modo han sido capaces de reducir su peso en 227 kg.

Toda esta avanzada tecnología integrada en el Polestar 1 tiene como contrapartida el precio final a pagar por todo aquel que quiera hacerse con uno, que en Europa será de 155 mil euros.