El Audi PB18 e-tron es tan solo un prototipo, pero muestra hasta dónde es capaz de llegar el fabricante alemán con un vehículo de propulsión eléctrica

A pocas semanas de la presentación del esperado e-tron quattro, Audi nos ha sorprendido hoy con un nuevo prototipo totalmente eléctrico. El fabricante alemán parece tener claro que quiere jugar un papel destacado en la transición de la industria automovilística hacia los vehículos de propulsión eléctrica y, prueba de ello, es este prototipo con unas especificaciones y tecnología que no veremos en un vehículo de calle hasta dentro de unos cuantos años.

El Audi PB18 e-tron, que es el nombre que le han dado, es un coche de competición con tres motores eléctricos que ofrecen conjuntamente hasta 570 kW de potencia, un sistema de carga ultra-rápida de 800 V y baterías de estado solido de nueva generación.

Audi define al PB18 e-tron como “una visión radical del coche de competición del mañana“. Esto implica que, a pesar de su avanzada tecnología, no cuenta con un sistema de conducción autónoma ni ningún tipo de tecnología de ayuda a la conducción.

Puesto de conducción adaptable

Llama especialmente la atención el puesto de conducción, que puede desplazarse hacia el centro convirtiéndose así en un vehículo monoplaza. Audi pretende así ofrecer una experiencia de competición, disponible únicamente en vehículos de alto rendimiento como el Audi R18. De este modo, el Audi PB18 e-tron ofrece gran facilidad de uso en el día a día, ajustando la posición del conductor al entrar a competir en el circuito. El fabricante alemán asegura que este prototipo ha sido diseñado basándose en los muchos años de experiencia en competición que han ido acumulando en pruebas como las racing series de Le Mans.

En lo que se refiere a las especificaciones, Audi ha tirado la casa por la ventana con tecnología de última generación que aún tardará en llegar a vehículos de calle. Este es el caso de las baterías de estado solido, que con una capacidad de 95 kWh ofrecen 500 km de autonomía según el ciclo de homologación WLTP. Audi apuesta además por un sistema de carga ultra-rápida de 800V similar al ya anunciado por Porsche en el Taycan, capaz de cargar a 350 kW. Lo que debería permitir cargar el 80 por ciento de la capacidad de la batería en unos 15 minutos.

Los 3 motores del PB18 e-tron entregan hasta 570 kW de potencia

El Audi PB18 e-tron cuenta con 3 motores, uno situado en el eje delantero y dos en el trasero. Respecto a estos últimos, Audi asegura que cada uno de ellos se encarga de mover una de las ruedas del eje posterior de forma independiente. Mientras que el motor del eje delantero entrega 150 kW de potencia, los dos motores situados en el eje posterior ofrecen 350 kW de potencia de forma conjunta. En total el Audi PB18 e-tron cuenta con una potencia máxima de 500 kW, pero empleando el modo boost esta cifra puede subir hasta los 570 kW de forma temporal. El par del vehículo se sitúa en los 830 Nm, lo que permite una aceleración de 0 a 100 km/h en poco más de 2 segundos.

Aunque es probable que algunas de las tecnologías empleadas en este prototipo lleguen algún día a un vehículo de calle, por el momento no parece que entre en los planes de Audi comercializar una versión de este prototipo. Nos tendremos que conformar, por tanto, con mirar embobados los vídeos que publique el fabricante alemán.