¿Qué son y cómo funcionan las baterías digitales?

¿Qué son y cómo funcionan las baterías digitales?

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    19 noviembre 2021     2 minutos

Las baterías digitales de StoreDOT pretenden revolucionar el mercado ya que evitan la degradación de la capacidad de las baterías.

La autonomía sigue siendo uno de los quebraderos de cabeza tanto para los usuarios como para los fabricantes. Ahora, una empresa israelí denominada StoreDot ha diseñado unas baterías digitales que son capaces de mantener la vida útil de las baterías y que su capacidad no merme con el paso del tiempo. Esto es posible gracias a una gestión específica de la química molecular.

Estas revolucionarias baterías digitales están basadas en la tecnología XFC FlashBattery. Son tan especiales por la forma de dos puntos en la que definen la química de los iones de litio. El primer punto sustituye el material de la estructura del ánodo de las celdas, el grafito deja su lugar a nanopartículas metaloides. El segundo paso modifica el diseño de las celdas y el de los materiales.

Storedot Battery

Baterías digitales, todo lo que debes saber

La compañía ha apuntado que con estos pequeños cambios se consigue resolver uno de los problemas de las baterías convencionales; la degradación. El nuevo software de la empresa israelí será capaz también de gestionar los voltajes de carga e incluso la química de las celdas. Esto hará posible que se reduzca el estrés de la batería al inicio de su vida. De esta forma se estabilizará su rendimiento y tendrá código abierto.

El resultado de todo esto es una batería digital que mantendrá su capacidad de carga al mismo nivel durante toda su vida útil. Según StoreDot, muchos usuarios se beneficiarán ya que les garantiza una autonomía fija sin mermas ni degradaciones durante toda la vida útil. De esta forma, y gracias a las nuevas baterías y software de StoreDot se reduce uno de los problemas de los coches eléctricos; la pérdida de autonomía.

Storedot

Las novedades no quedan aquí, StoreDOT también está trabajando en reducir los tiempos de carga. Gracias a esta nueva tecnología, la batería será capaz de analizar el rendimiento del punto de carga para adaptar sus parámetros a la intensidad de corriente más alta que ofrezca la estación de carga. Esto se traduce en una reducción de tiempos, quedando incluso en unos pocos minutos. Para que te hagas una idea, la primera celda de batería cilíndrica es capaz de cargar completamente en diez minutos, no obstante, están trabajando para reducirlo, a tan solo, cinco minutos. ¡Toda una revolución!


Comentarios cerrados