El Vision iV, un crossover eléctrico basado en la plataforma MEB, será presentando en el Salón del Automóvil de Ginebra el próximo mes de marzo

El Grupo Volkswagen ya viene avisando desde hace algún tiempo, dejando bien claro que su apuesta por el vehículo eléctrico va muy en serio. Los alemanes tienen previsto entrar en este mercado con una amplia variedad de vehículos durante los próximos años, empleando para ello la plataforma MEB.

Como parte del grupo Volkswagen, Skoda va a jugar también su papel en esta importante apuesta por la movilidad eléctrica. La marca checa ya anunció su intención de comercializar una versión completamente eléctrica del Citigo y todo parece indicar que este próximo mes, durante el Salón del Automóvil de Ginebra, presentará su primer vehículo electrificado: el Superb plug-in hybrid.

Siguiendo el camino marcado por la propia Volkswagen, para 2025 Skoda espera contar con 10 modelos electrificados en su catálogo, de los que 6 serán puramente eléctricos.

Advertisement

El próximo Salón del Automóvil de Ginebra va a ser una cita importante para Skoda. Durante este evento el fabricante checo pretende anunciar a bombo y platillo su apuesta por la electrificación y, para dejar constancia de ello, presentará su nuevo crossover Vision iV. Un vehículo completamente eléctrico basado en la plataforma MEB que aunque, no dejará de ser tan solo un concepto, sí servirá para mostrar con claridad los planes de futuro de la compañía.

Un anticipo de lo que veremos en Ginebra

Antes de que llegue ese día, para ir abriendo boca, Skoda acaba de desvelar un par de bocetos del Vision iV que presentará en Ginebra. Con un diseño agresivo, este concepto llama especialmente la atención por su diseño futurista, acompañado de unas tremendas llantas de 22 pulgadas y unos retrovisores con cámaras similares a los que ya hemos visto en el e-tron SUV. Tampoco existen manillas para abrir las puertas y la ausencia de pilar B sugiere, quizás, la utilización de una puerta de apertura inversa para acceder a las plazas traseras.

El Vision iV representa la nueva línea de diseño de la compañía, que aún mantiene una parrilla frontal como signo identificativo de la marca, aún no existiendo un motor de combustión necesitado de ventilación.

No sería extraño que el Vision iV acabe llegando a producción

Basándonos únicamente en estos bocetos, este concepto parece una evolución del Vision E presentado en 2017. Skoda ya anunció su intención de iniciar la producción del Vision E en 2020, convirtiéndose en el primer vehículo de la marca que utilizará la plataforma MEB. Es por ello que no sería extraño que este Vision iV sea llevado a producción después de esa fecha.

El evento de presentación del Vision iV en el Salón del Automóvil de Ginebra tendrá lugar el próximo 5 de marzo, así que estaremos atentos para contarte todo lo que allí ocurra.