El Volkswagen e-Golf, la versión eléctrica del célebre compacto de la marca, ha alcanzado recientemente las 100.000 unidades vendidas

El Volkswagen e-Golf salió al mercado en 2014 como la versión eléctrica de uno de los compactos más míticos en la historia de la automoción. No era el primer EV de la marca, y es que el pequeño Volkswagen e-Up! se presentó un años antes. Además, acaba de ser presentado para entrar en la guerra de urbanos eléctricos baratos donde el Seat Mii Electric que probamos recientemente es el rey.

Cinco años después, la marca de Wolfsburgo tiene algo que celebrar, y es que la unidad número 100.000 del Volkswagen e-Golf acaba de entregarse. Esta entrega se ha realizado en la Fábrica de Cristal de Dresde, una factoría que acogerá la producción del nuevo Volkswagen ID.3 en otoño de 2020.

Volkswagen E Golf (2)2019 ha sido un buen año para el Volkswagen e-Golf

En 2019 se han matriculado nada menos que 27.900 Volkswagen e-Golf, siendo sus cinco principales mercados Noruega, Alemania, EEUU, Reino Unido y Holanda.

Holger B. Santel, director de Ventas y Marketing de Volkswagen Alemania, declaró: “El Volkswagen e-Golf ha sido nuestro embajador para la movilidad eléctrica durante más de cinco años. El hito alcanzado hoy, con 100.000 entregas, es una confirmación del éxito de la misión del e-Golf. En conscuencia, este juega un papel importante en el cambio de movilidad para muchos clientes y allana el camino para el nuevo ID.3”.

AdvertisementAdvertisement

Por otro lado, Henning Schulzki, director de Ventas y Marketing de la Fábrica de Cristal de Dresden, añadía: “Desde 2017, el Volkswagen e-Golf ha convertido la Fábrica de Cristal en un vibrante escaparate de la movilidad eléctrica. Este año produciremos más de 16.000 unidades, lo que es un récord histórico, por lo que estamos encantados de haber logrado este nuevo hito”.

Volkswagen E Golf (3)El Volkswagen ID.3 multiplicará la producción en la fábrica de Dresden

Sin embargo, la producción del Volkswagen e-Golf comenzó en 2014 en la planta de Wolfsburgo. Debido a la alta demanda de su compacto eléctrico, el gigante automovilístico vio oportuno desviar la producción a la Fábrica de Cristal de Dresden en 2016.

Además, esta innovadora fábrica está orientada a la producción de los futuros eléctricos de la marca, por lo que el primer modelo basado en la plataforma modular de propulsión eléctrica MEB, el Volkswagen ID.3, se fabricará en dicha factoría.

Volkswagen confía en que la demanda del ID.3 va a ser muy alta, por lo que pese a que a principios de noviembre se comenzó a producir en la planta de Zwickau, se ensamblará simultáneamente en Dresden. Además, la marca ya ha confirmado que el coste de producción del Volkswagen ID.3 es un 40% inferior al del Volkswagen e-Golf.

De hecho, el fabricante pretende ampliar la función de punto de recogida de la fábrica de Dresden. Actualmente, se entregan alrededor de 1.300 vehículos eléctricos a sus clientes, aunque se espera que este número aumente exponencialmente en los próximos años.