Conducir un Tesla con el Autopilot activado sigue siendo más seguro que sin él y reduce casi a la mitad el número de accidentes

Durante el pasado año varios accidentes de vehículos Tesla fueron noticia destacada de un buen número de medios, especialmente en Estados Unidos. En muchos de estos casos se dio una imagen distorsionada de la realidad, que puede llegar a crear la percepción al espectador de que los vehículos eléctricos, o el sistema de asistencia a la conducción de Tesla -el denominado Autopilot- no son seguros o incluso suponen un riesgo.

Para hacer frente a lo que Tesla considera, una cobertura informativa poco justa, la firma americana decidió hacer público desde entonces un informe trimestral de seguridad. Este informe recoge estadísticamente el número de millas que recorren los vehículos de la marca en circulación por cada accidente ocurrido.

Incremento en el número de accidentes con y sin Autopilot

El informe de seguridad presentado ahora corresponde al último trimestre de 2018 y es el segundo tras el inicio de esta iniciativa por parte de Tesla. Los datos presentados reflejan un ligero incremento en el número de accidentes en vehículos Tesla con el Autopilot activado, pero también cuando está desactivado.

Advertisement

Así, según Tesla, durante el último trimestre se produjo un accidente de un vehículo de la marca con el Autopilot activado por cada 2.91 millones de millas recorridas. Un dato algo peor que el publicado en el trimestre anterior, cuando se produjo un accidente de un vehículo Tesla con el Autopilot activado por cada 3.34 millones de millas recorridas.

Echando un vistazo a estos datos se podría pensar que por algún motivo el Autopilot ha funcionado peor durante este último trimestre, incrementándose por tanto el número de accidentes. Lo cierto es que esto no es así, ya que el número de accidentes también se ha incrementado en una proporción similar cuando el Autopilot estaba desactivado.

Durante el cuarto trimestre de 2018 se produjo un accidente de un vehículo Tesla con el Autopilot desactivado por cada 1.58 millones de millas recorridas; mientras que durante el trimestre anterior esta cifra era algo mejor: un accidente por cada 1.92 millones de millas recorridas.

El Autopilot no es el problema

A pesar de este ligero incremento en el número de accidentes, estos datos dejan claro que conducir un Tesla con el Autopilot activado reduce prácticamente a la mitad las probabilidades de sufrir un accidente. Un hecho que desmonta por completo las insinuaciones que han venido realizando algunos medios durante los últimos meses.

Tesla Autopilot

La seguridad de los vehículos de Tesla se sitúa también por encima de la media, tanto si el Autopilot está activado como si no. Según los datos más recientes de la NHTSA en Estados Unidos, se produce un accidente de cualquier vehículo por cada 436 mil millas recorridas. Un dato que casi cuatriplica la cifra facilitada por Tesla para este último trimestre.

Respecto al motivo que ha llevado al incremento en el número de accidentes en vehículos Tesla durante este último trimestre, parece probable que las condiciones meteorológicas adversas hayan jugado un papel fundamental. Según nos vamos acercando al invierno, la nieve y el hielo suponen un riesgo adicional a la hora de desplazarse en carreta.