Así es el IUV, un híbrido enchufable eléctrico y de hidrógeno con 1.000 km de autonomía

Así es el IUV, un híbrido enchufable eléctrico y de hidrógeno con 1.000 km de autonomía

Escrito por: Victor Alós    5 abril 2022     2 minutos

El Centro Aerospacial Alemán ha diseñado y desarrollado este protoitpo, pensado para ofrecer un tren de tracción eléctrcio a batería e hidrógeno

La movilidad eléctrica ha dejado de ser únicamente cosa de las marcas de coches. Hay otras instituciones y empresas que se han atrevido a proponer alternativas en este exigente mercado. El IUV ha sido diseñado y desarrollado por el Centro Aeroespacial Alemán. Esta institución ha creado un híbrido que utiliza una batería eléctrica y una pila de combustible para moverse.

La institución ha creado tres prototipos, con la misma base, pero a la que se ha vestido con tres carrocerías diferentes. Con ellas, puede resultar muy práctico conocer bien cómo funcionan y qué prestaciones ofrecerá este tren de tracción híbrido.

¿Es el hidrógeno una solución energética sostenible?

¿Es el hidrógeno una solución energética sostenible?

¿Es el hidrógeno una solución energética sostenible? Vamos a analizar todos sus secretos para descubrirlo.

LEER MÁS

Ligereza y resistencia

El IUV presenta una estructura ligera, fabricada con aluminio y materiales sandwich. Estos están fabricados con distintos elementos como la espuma o los compuestos de fibra y ofrecen resistencia y un peso muy reducido. Permiten obtener una mayor rigidez y absorción de energía en los golpes.

No solo eso, sino que la estructura permite que esta se utilice como transmisor de electricidad y de datos, así que se evita la presencia de más cables de lo necesario.

Tren híbrido eléctrico-hidrógeno

Este coche utiliza un sistema combinado de batería eléctrica y pila de combustible de hidrógeno. La celda de combustible tiene una capacidad de 45 kW y se ubica en la parte delantera del vehículo. El tanque de hidrógeno tiene una capacidad de 7,5 kg y una presión de 700 bares y está situado en la parte inferior del coche.

La batería, por su parte, se ubica en la parte posterior y tiene una capacidad de 48 kWh. Se puede cargar de forma externa, así que entre los dos sistemas se puede conseguir una autonomía de hasta 1.000 kilómetros.

El motor eléctrico que mueve este vehículo ofrece una potencia de 136 kW, lo que le permite una velocidad máxima de hasta 180 km/h.

Conducción autónoma de nivel 4

La tecnología no se ha aplicado solo al tren de tracción eléctrico. El IUV se ha diseñado pensando en que equipe la tecnología preparada para la conducción autónoma de nivel 4. Esto quiere decir que debería poder realizar la mayoría de las maniobras sin necesidad de intervención humana. Solo requirirá esta en momentos determinados.

El concepto, en cualquiera de sus tres carrocerías, gana espacio interior. Este además permite que los asientos delanteros puedan moverse y encararse con los traseros, para mejorar la comunicación en el interior.

Comentarios cerrados