Audi acaba de presentar en Shanghai el AI:ME, un nuevo concepto de movilidad eléctrica y urbana con conducción autonoma de nivel 4

El Salón del Automóvil de Shanghai ha sido el lugar elegido por Audi para presentar el AI:ME, definido por la propia firma alemana como un concept car visionario que nos muestra cómo será la movilidad eléctrica en las ciudades del futuro.

Diseñado para sacar el máximo partido posible a sus capacidades de conducción autónoma, el AI:ME permite recoger el volante, la instrumentación, e incluso los pédales cuando no son necesarios. Será entonces el propio vehículo el que se encargue de llevar a sus ocupantes hasta su destino.

El AI:ME y las ciudades del futuro

Tratándose de un vehículo predominantemente urbano, Audi lo ha equipado con una batería de 65 kWh y un único motor de 125 kW. La firma alemana cree que ésta es la opción más eficiente, ya que circulando en ciudad en raras ocasiones superará los 70 km/h. Con unas dimensiones de 4.30 metros de largo, 1.90m de ancho y 1.52m de alto, el AI:ME se adapta perfectamente a su entorno.

Audi cataloga este concept car como un 2 plus-x-seater. Es decir, un vehículo pensado fundamentalmente para dos ocupantes, pero que ofrece distintas configuraciones y cuenta con el espacio suficiente en la parte trasera para poder transportar, si se quiere, hasta 4 pasajeros en total.

Lo último en tecnología LED

A simple vista, uno de los elementos que más llama la atención del AI:ME es su iluminación. Gracias al empleo de LEDs y micro proyectores, el vehículo puede alertar a los peatones con imágenes proyectadas sobre el asfalto. El uso de la iluminación LED permite al vehículo alertar sobre sus intenciones, y es capaz de interpretar las de otros vehículos cuando muestran estas mismas señales lumínicas.

Siguiendo las tendencias en el sector que ya empiezan a surgir y que, todo hace pensar que se impondrán en el futuro, Audi ha desarrollado este concepto pensando tanto en aquellos que puedan disponer de uno en propiedad, como en los que prefieran optar por el car sharing.

Siempre conectado

Mediante el uso de una aplicación móvil, Audi afirma que el propietario estará conectado constantemente al AI:ME. El vehículo será un elemento más conectado a la red doméstica, e incluso será posible continuar viendo una película en el coche de camino al trabajo, justo donde la dejamos, empleando para ello unas gafas de Realidad Virtual.

Por último, no debemos olvidar que, como siempre ocurre, algunas de estas afirmaciones e ideas de las marcas únicamente son aplicables a este tipo de concept cars, pero cuando finalmente llega la versión de producción todo es ya mucho más realista.

En cualquier caso, nunca esta de más fantasear un poco… ¿No crees?