El anuncio del inicio de la comercialización del e-tron en Estados Unidos ha coincidido con la revelación de su autonomía EPA de 328 km

Después de algunos retrasos inesperados, Audi acaba de anunciar oficialmente que las primeras entregas del e-tron en Estados Unidos se producirán a partir de este próximo mes de mayo.

Aunque inicialmente estaba previsto que el primer SUV eléctrico de la marca de los cuatro aros llegase al mercado a finales de 2018, Audi tuvo que retrasar su lanzamiento por algunos problemas con el software del vehículo que debía solucionar. Esa fue al menos la explicación oficial, aunque algunos rumores extraoficiales aseguraban que el retraso podría deberse a una falta de suministro de celdas de baterías por parte del proveedor.

Audi inició las entregas del e-tron en algunos mercados europeos en marzo, y hará lo mismo en mayo en Estados Unidos. Está por ver, no obstante, qué volumen de unidades será capaz de entregar mensualmente hasta acabar el año. Junto al inicio de las entregas, la firma alemana asegura que a partir de mayo habrá también unidades de prueba del e-tron en algunos concesionarios de Estados Unidos, tanto para verlos en persona como para realizar tests de conducción en carretera.

AdvertisementAdvertisement

328 km de autonomía bajo el ciclo EPA

El anuncio oficial de Audi sobre la fecha de comercialización del e-tron en Estados Unidos, ha venido además acompañado de una importante revelación: su autonomía bajo el ciclo de homologación estadounidense EPA.

Recordemos que Audi anuncia una autonomía de 400 km bajo el ciclo de homologación WLTP, empleado aquí en Europa. Sin embargo, la metodología más estricta empleada por el ciclo EPA estadounidense permite obtener siempre unas cifras de autonomía menor, que en muchos casos se acercan más a la realidad en el día a día. Así, la autonomía EPA del Audi e-tron se queda en 204 millas, o lo que es lo mismo 328 km.

Teniendo en cuenta que el Audi e-tron cuenta con una batería de 95 kWh, esta cifra de autonomía resulta algo decepcionante si la comparamos con otros vehículos similares. Así, por ejemplo, el Tesla Model X 90D, un vehículo algo más grande que cuenta con una batería algo más pequeña de 90 kWh, ofrece una autonomía EPA de 414 km.

¿Por qué la autonomía del e-tron es menor que la de otros competidores similares?

La explicación de por qué es esto así parece ser doble:

Por un lado, algunas pruebas realizadas en carretera con unidades para prensa reflejan que la eficiencia energética no es precisamente una de las virtudes del e-tron de Audi. Un consumo ligeramente superior que, obviamente, se tiene que ver reflejado en una menor autonomía.

Este no es, sin embargo, el único motivo que explicaría la menor autonomía EPA del e-tron (328 km) respecto a otros competidores. Audi parece haber optado además por una estrategia bastante conservadora en la gestión de la batería, con el objetivo final de reducir así su degradación a medio y largo plazo; además de poder mantener altas tasas de potencia de carga hasta alcanzar prácticamente el 80 por ciento.

Para ello, Audi habría incrementado por encima de lo habitual el porcentaje de reserva de la batería. Esto implica que la capacidad real de la batería del e-tron no es de 95 kWh, sino que probablemente sea más bien de unos 83 kWh -un 12 por ciento menos-.