El eCitaro de Mercedes-Benz ha sido el modelo elegido por la compañía de transportes VHH para iniciar la renovación de su flota de autobuses

La compañía de transportes de región alemana de Hamburg-Holstein (VHH) acaba de realizar un pedido de 16 autobuses totalmente eléctricos con los que pretende iniciar la electrificación de su flota. Estas 16 unidades corresponden al modelo eCitaro fabricado por Mercedes-Benz y vendrán equipados con baterías de mayor capacidad.

Mercedes-Benz integrará en estos modelos baterías de 292 kWh, en vez de los 243 kWh que venía incluyendo hasta ahora. Este incremento en la capacidad de la batería del eCitaro le permitirá circular en condiciones normales unos 170 km, según Mercedes-Benz; pudiendo llegar en algunos casos si las condiciones son óptimas hasta los 280 km.

La creciente demanda de autobuses eléctricos con cada vez mayores autonomías hace pensar que durante los próximos años Mercedes-Benz continuará incrementando gradualmente la capacidad de la batería del eCitaro. No sería extraño, por tanto, que en no mucho tiempo se supere la cifra de los 300 kWh, e incluso que se acerque a los 400 kWh.

La demanda de más unidades del eCitaro está asegurada

VHH espera recibir estos 16 autobuses eléctricos de Mercedes-Benz a finales de año, lo que supondrá tan solo un primer paso de un plan mucho más ambicioso. A partir de 2020, la compañía de transportes alemana tiene la intención de ir renovando su flota actual de 500 autobuses únicamente con modelos totalmente eléctricos como el eCitaro.

Es importante destacar, en este caso concreto, que la mayoría de los autobuses de VHH son fabricados por Mercedes-Benz, por lo que no resulta extraño que el eCitaro haya sido el modelo elegido, ni que lo siga siendo en el futuro.

La infraestructura de carga de VHH

VHH transporta en total a más de 100 millones de pasajeros cada año y, entre otras ciudades, se encuentra en Hamburgo donde emplea 150 de estos autobuses, tanto en la misma ciudad como para conectar con los distritos de la periferia.

El proceso de electrificación de la flota de VHH ha obligado además a la compañía a invertir en la infraestructura de carga necesaria. Una de sus instalaciones, situada en el municipio de Bergedorf, ya ha sido adaptada y allí ya es posible recargar los nuevos autobuses antes de que inicien sus rutas diarias. El sistema de carga implementado por VHH permite recargar cada autobús para la tarea precisa que debe realizar, pre-acondicionando al mismo tiempo su interior a la temperatura adecuada para reducir el consumo de energía.