Las características propias del mercado noruego lo convierten en el lugar ideal para que el e-tron 50 sea un rotundo éxito en ventas

A principios de este mes de agosto que ya acaba, Audi anunció el lanzamiento de una nueva versión de su SUV eléctrico. Tal y como ya os contamos por aquel entonces en otra entrada, el e-tron 50 ofrece el mismo nivel de equipamiento que su hermano mayor, el e-tron 55, pero a un precio menor. A cambio, eso sí, de una pequeña reducción en la capacidad de la batería, la potencia del motor y la potencia máxima de recarga.

En lo que respecta a la batería, el e-tron 50 integra una batería de 71 kWh de capacidad, frente a los 95 kWh de la versión superior. La autonomía será, por tanto, algo menor; situándose en los 300 km según el ciclo de homologación WLTP. Es decir, 100 km menos con cada carga siguiendo este mismo ciclo.

Como siempre, hay que tener en cuenta que aunque el ciclo de homologación WLTP es mucho más realista que al viejo NEDC, en la vida real la autonomía se situará en muchas ocasiones por debajo de esos 300 km anunciados, salvo que circulemos exclusivamente por ciudad. Unos 220 km es lo que deberíamos esperar en condiciones normales. Una cifra más que suficiente para la gran mayoría de los conductores.

AdvertisementAdvertisement

Audi recorta drásticamente el precio del e-tron 50

Sabiendo ya a lo que tendríamos que renunciar si optamos por esta versión de autonomía reducida del e-tron, nos faltaba por saber cuánto dinero nos íbamos a ahorrar. Pues bien, Audi acaba de anunciar el precio del e-tron 50 para el mercado Noruego, donde estará a la venta desde 499.999 Coronas Noruegas. Lo que equivale a unos 49835 euros.

Se trata de un precio extraordinariamente competitivo que, con toda seguridad, va a hacer que muchos noruegos que estén pensando en renovar su vehículo se replanteen sus opciones de compra.

El Audi e-tron 50 supone un ahorro de 160 mil coronas noruegas en este país escandinavo respecto al e-tron 55. Esto son casi 16 mil euros menos, que dejan su precio final incluso por debajo del de un Tesla Model 3 Performance; siendo el e-tron un vehículo de un segmento superior, mucho más espacioso, silencioso y mejor acabado.

Pero ojo, porque la diferencia de precio es aún mayor si lo comparamos con el Jaguar I-Pace o al Mercedes EQC, dos de los principales rivales del e-tron 55 con batería de 95 kWh.

Su menor autonomía no es un problema en Noruega

Audi cree que el e-tron 50 puede ser un éxito en Noruega, y no parece que estén equivocados. No debemos olvidar que se trata de un país con una de las mejores infraestructuras de recarga del mundo, por lo que no es difícil encontrar un punto de carga siempre que se necesita.

El e-tron 50 permite además realizar recargas en corriente continua a 120 kW, una potencia de carga superior a la de la mayoría de sus competidores. Siendo su batería de menor capacidad, los propietarios de esta versión de entrada del e-tron tendrán que realizar recargas en viajes largos con mayor frecuencia, pero también las completarán mucho antes.

En cualquier caso, no debemos olvidar que la gran mayoría de los noruegos no suelen realizar largos recorridos en su día a día, por lo que el e-tron 50 tiene todas las papeletas para convertirse en un rotundo éxito, al menos sobre el papel. El tiempo nos dirá si la jugada le ha salido bien a Audi, pero yo apostaría a que sí.