La firma alemana ha publicado un documento en el que ofrece datos sorprendentes sobre la velocidad de recarga del e-tron

El Audi e-tron es ahora mismo, con permiso de Tesla, el único eléctrico a la venta capaz de realizar recargas en corriente continua a una potencia máxima de 150 kW. Bien es cierto que Tesla actualizó recientemente sus vehículos y el Model 3 soporta ahora oficialmente recargas de hasta 250 kW, pero esto es únicamente en Supercargadores V3 que a día hoy prácticamente no existen.

Dejando a Tesla al margen, otros rivales del e-tron como el Jaguar I-Pace o el Mercedes-Benz EQC se quedan en los 100 y 110 kW de potencia máxima de carga respectivamente, claramente por debajo de esos 150 kW de los que presume Audi.

Jaguar I-PACE

La potencia de carga máxima, sin embargo, no es el dato más importante a tener en cuenta, tal y como explica la propia Audi. En un documento publicado recientemente, la compañía alemana presume de lo rápido que es posible recargar la batería del e-tron; no ya por soportar esa potencia máxima de 150 kW, sino por ser capaz de mantenerla durante la mayor parte del tiempo de carga.

Advertisement

A la hora de realizar una recarga el e-tron marca la diferencia

Según Audi, es posible completar una carga completa de la batería del e-tron en menos de 50 minutos. No solo eso, el fabricante alemán presume además de que es posible recargar lo suficiente para realizar 100 km adicionales en menos de 10 minutos, o alcanzar el 80 por ciento de la carga en solo 30 minutos.

Audi explica que esto es posible ya que, al contrario de lo que ocurre con otros eléctricos de la competencia, el e-tron es capaz de mantener los 150 kW de potencia máxima durante buena parte del tiempo de carga. Entre el 5 y 70 por ciento de carga de la batería esos 150 kW se mantienen de forma continua, mientras que en otros vehículos la potencia máxima de carga cae incluso antes de alcanzar el 40 por ciento de carga de la batería.

El Audi e-tron es además capaz de mantener una potencia de carga por encima de los 100 kW una vez ha superado el 80 por ciento de carga de la batería, cuando el sistema de gestión de la batería reduce esos 150 kW de potencia máxima para proteger las celdas y evitar, en la medida de lo posible, su degradación a largo plazo.

El secreto de Audi para lograrlo

Audi asegura que esto es posible gracias al avanzado sistema de refrigeración de la batería, que mantiene en todo momento la temperatura de las celdas en niveles óptimos de entre 25 y 35 grados centígrados. De este modo, la batería es capaz de soportar una elevada potencia de carga durante más tiempo sin que las celdas sufran un estrés excesivo.

Otro de los motivos que explican el extraordinario rendimiento de la batería del e-tron en el momento de realizar una recarga, podría estar relacionado con la capacidad útil real de la batería. Aunque sobre este asunto la firma alemana no ha dicho ni una palabra, al parecer esta capacidad útil es algo menor de lo que viene siendo habitual en otros vehículos eléctricos. Es decir, el porcentaje de esos 95 kWh de capacidad total de la batería que realmente no se emplea, para evitar así su degradación a largo plazo, es algo mayor de lo que viene siendo habitual.

Esto explicaría, junto a otros factores como el peso del vehículo, que con una batería de 95 kWh la autonomía del e-tron ronde los 400 km; mientras que un Tesla Model X con batería de 100 kWh ofrece 505 km de autonomía bajo el ciclo de homologación WLTP, más de 100 km adicionales.

Una amplia infraestructura de carga

El documento publicado por Audi concluye recordando la importancia de contar con una buena red de puntos de carga rápida. La firma de los cuatro aros ha firmado acuerdos con distintas redes de puntos de carga de terceros y los ha integrado en su servicio de carga, disponible para todos los propietarios de un e-tron. Audi asegura contar con 100 mil puntos de carga repartidos en 17 países de la Unión Europea, a los que hay que sumar los puntos de carga ultra-rápida de la red Ionity que se está extendiendo por Europa y que, en 2020, se espera que cuente ya con 400 estaciones en Europa.