Audi se apunta a la moda del patinete eléctrico con el Audi e-tron Scooter, que estará a la venta finales de 2020, con un precio de unos 2.000 euros.

Audi ya tiene patinete eléctrico, y se suma así a la los patinetes eléctricos que proponen otras marcas de coches. Se llama Audi e-tron Scooter, y de momento es un concepto. Pero la marca de los cuatro aros ya ha anunciado que los planes son fabricarlo y comercializarlo a partir de finales de 2020. Incluso comunican un precio: alrededor de 2.000 euros.

Y tratándose de Audi, que lleva la innovación por bandera, el e-tron Scooter no es un patinete eléctrico convencional. Y no ya por su diseño, que también. Lo novedoso aquí frente a otras alternativas de patinetes eléctricos que actualmente pueblan el mercado es que el e-tron Scooter es algo así como un monopatín motorizado con manillar.

Las ventajas de un patinete con la manejabilidad de un monopatín

Para entenderlo mejor. El Audi e-tron Scooter tiene cuatro ruedas, en vez de dos, como los patines tradicionales. Y a diferencia de estos últimos, se maneja con los movimientos de los pies y del cuerpo. Como en un monopatín «de los de toda la vida».

AdvertisementAdvertisement

Claro que aquí no hay que impulsarse con el pie. El e-tron Scooter tiene un manillar en el que se integra la batería y la electrónica del sistema de impulsión eléctrico, que se maneja desde un mando giratorio en el manillar. También incluye una pantalla para el control de la autonomía restante.

Audi no da muchos datos sobre los motores eléctricos y su potencia (por las imágenes entendemos que lleva uno en cada eje). Sí revela que la autonomía es de unos 20 km, y que con el e-tron Scooter se puede rodar a una velocidad máxima de 20 km/h.

¿Ventajas de esta configuración? Pues según Audi, la principal es que el «piloto» puede manejar el e-tron Scooter con una sola mano, quedando la otra libre. Esto permite, por ejemplo, hacer señales al resto del tráfico de forma más segura. También mirar alrededor con mayor seguridad, para controlar el entorno.

El mando del acelerador también hace las veces de freno. En una primera fase, que coincide con la mayoría de las situaciones del tráfico, la frenada es regenerativa. Además, se cuenta con un freno hidráulico de pie que proporciona mayor seguridad y capacidad de detención.

Otras características del patinete eléctrico de Audi, que tiene un peso de 12 kg, es que puede plegarse hasta convertirse en una especie de trolley portátil, por ejemplo para desplazarse cómodamente y acceder al tren o al autobús. Y también plegarse de forma compacta para transportarse en el maletero de un coche.

En este sentido, Audi apunta que, además de para uso particular en los barrios más «modernos», o para su utilización en flotas, el e-tron Scooter también podría pasar a ser un equipamiento extra de los vehículos eléctricos Audi, como el Audi e-tron.

 

Podría utilizarse, por ejemplo, para acceder al destino final dejando el coche en un estacionamiento o en un punto de recarga. Porque el patinete siempre iría cargado, gracias a la posibilidad de enchufarlo al vehículo mientras va en el propio maletero.