La nueva apuesta de los fabricantes de coches pasa por los patinetes eléctricos. BMW, SEAT, Volkswagen, Ford o Toyota han tomado la delantera.

La transformación del sector de la automoción y el cambio de la movilidad en las ciudades ha encendido la bombilla de los fabricantes de coches y es que aunque sus ingresos principales vienen de la venta de coches, están abriendo nuevas vías de desarrollo y son muchas las que ya han presentado sus nuevos patinetes eléctricos.

La proliferación de vehículos como las bicicletas o incluso la moda del carsharing les ha hecho cambiar el chip y apostar por la micromovilidad; sobre todo por los sistemas personales de movilidad eléctrica.

Los nuevos patinetes eléctricos han inundado sus departamentos de diseño, investigación y desarrollo. Aunque en un primero momento se pudieron concebir como un juguete, es cierto que, cada vez, son más los usuarios que los utilizan en su día a día. BMW, SEAT, Peugeot, Volkswagen, Toyota y Ford han comenzado la carrera.

Jump Patinete Uber

Advertisement

Peugeot e-Kick

El Peugeot e-Kick llegó al mercado en 2016 y se puede montar, opcionalmente, en el Peugeot 3008 como solución de movilidad personal. Este patinete eléctrico de Peugeot tiene una autonomía de 12 kilómetros y puede alcanzar los 25 km/hora.

SEAT eXS KickScooter

El patinete eléctrico de SEAT se denomina eXS KickScooter y tiene un precio cercano a los 599 euros. Se presentó durante el Smart City Congress de Barcelona y emplea la tecnología de la empresa Segway. Tiene una autonomía de 45 kilómetros y puede alcanzar los 25 km/hora.

Volkswagen Streetmate y Cityskater

Durante el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, la marca alemana presentó a sus dos patinetes eléctricos. Se denominan Streetmate y Cityskater. El primero tiene tres ruedas, pesa 11.9 kilogramos y alcanza una velocidad máxima de 20 km/hora. Además, tiene una autonomía de 15 km. Por su parte, el segundo tiene un peso de 68 kg, una autonomía de 75 km y una velocidad máxima de 45 km/h.

BMW X2City

El patinete eléctrico de BMW equipa un motor eléctrico que permite alcanzar los 25 km/hora y tiene una autonomía que se sitúa entre los 25 y los 35 km. Está desarrollado en colaboración con ZEG. Su precio está cercano a los 2.500 euros, tiene cinco velocidades y puede funcionar sin motor hasta los 6 km/hora.

Ford Spin

Ford ha querido ir más allá en su apuesta por la movilidad y ha adquirido a la marca Spin, una empresa de patinetes eléctricos que ofrece sus unidades en modo compartido. Ya ha comenzado a operar en 13 ciudades de Estados Unidos con base en San Francisco.

Toyota Concept-I Walk

Toyota ha presentado su gama de productos basados en la Inteligencia Artificial denominados Concept-I. Este vehículo está indicado para circular por zonas peatonales y tiene capacidades de conducción autónoma. Su plataforma tiene 3 ruedas; una delante y dos detrás. Según se aumenta la velocidad, la rueda de delante se alarga. Equipa varios sistemas de seguridad, puede realizar giros en zonas estrechas y tiene una autonomía de entre 10 y 20 kilómetros.