Los ingenieros de Audi han detectado un fallo en el sellado del pack de la batería que podría acabar provocando un incendio si entrase humedad

Audi ha comenzado a ponerse en contacto con algunos clientes en Estados Unidos, después de detectar un problema en algunas unidades del e-tron que podría acabar provocando el incendio del vehículo.

Al parecer en estas unidades el sellado del pack de la batería no es el adecuado, y esto podría provocar que con el tiempo se filtrase humedad en el interior. Si esto se produjese, esto podría causar un cortocircuito que incluso podría acabar provocando un incendio.

Es importante destacar que, a día de hoy, ningún e-tron ha sufrido ningún incidente por este fallo en el sellado de la batería, pero Audi ha querido evitar cualquier riesgo. La compañía alemana ha detectado este problema en cinco unidades del e-tron y, por ese motivo, se está poniendo en contacto con los clientes que considera podrían estar afectados para revisar sus vehículos.

AdvertisementAdvertisement

Audi explica lo ocurrido

La compañía alemana ha publicado un comunicado en el mercado estadounidense (traducido al español) explicando la situación:

«Audi America se toma muy en serio la seguridad de sus clientes y la calidad de nuestros vehículos. Con la intención de proporcionar los más altos niveles de seguridad y calidad a nuestros clientes, hemos solicitado la retirada voluntaria de unas 540 unidades del e-tron ya entregadas a nuestros clientes, de un total de 1644 unidades que podrían estar afectadas por este problema.

La retirada de estos vehículos es consecuencia de un posible fallo en el sellado de la batería que podría dejar que entrase humedad, lo que podría llegar a provocar un cortocircuito y, en casos extremos, un problema térmico.»

En ese mismo comunicado la compañía alemana asegura que tiene previsto iniciar la retirada de los vehículos afectados este próximo mes de agosto. Audi se pondrá en contacto personalmente con los clientes para informarles de lo ocurrido, y les ofrecerá la posibilidad de utilizar un vehículo de sustitución.

Consejos que deben seguir los clientes afectados para evitar el riesgo de incendio

Aquellos clientes que lo deseen tendrán, no obstante, la posibilidad de seguir conduciendo su e-tron hasta el día de la revisión. Eso sí, Audi avisa de que si en cualquier momento aparece un indicador amarillo relacionado con la batería en el cuadro de mandos, deben parar el vehículo inmediatamente y aparcarlo en un espacio abierto; no deben además cargarlo bajo ninguna circunstancia.

Por último, Audi recuerda que este problema afecta tan solo a un número limitado de unidades y que, por tanto, seguirá realizando entregas del e-tron con total normalidad.