Audi E Tron Sportback Charging Plant

La mayoría de estos puntos de carga para vehículos eléctricos que va a instalar Audi estarán también a disposición del público

Audi acaba de anunciar una inversión de 100 millones de euros en la instalación de más de 4500 puntos de carga en sus plantas de producción en Europa. La compañía alemana ya ha instalado los primeros puntos de carga y espera haber completado el despliegue hacia mediados de 2022.

Audi se convertirá así en la compañía alemana con la mayor infraestructura de recarga a disposición de sus empleados. Para hacernos una idea más clara de lo que esto significa, una de cada diez plazas de aparcamiento para los empleados de la compañía contará con un punto de carga para vehículos eléctricos.

Audi e-tron Sportback Puntos de Carga

Este proyecto no solo será beneficiosos para el personal de las plantas de producción, sino también para la propia compañía. Audi podrá obtener así la experiencia necesaria en la instalación y mantenimiento de una completa red de puntos de carga, adquiriendo el feedback necesario tanto a nivel de hardware como de software.

La planta de Ingolstadt será la más beneficiada

La compañía alemana asegura haber estado preparándose para llevar a cabo un proyecto similar a éste desde mediados de 2017. Sin embargo, no fue hasta este pasado año cuando se tomó la decisión final de electrificar el diez por ciento de las plazas de aparcamiento a disposición de sus empleados.

La mayor parte de esta inversión que va a realizar Audi irá a parar a su planta principal, la de Ingolstadt. Allí la compañía tiene la intención de instalar cerca de 3500 puntos de carga para vehículos eléctricos. Otros 1000 puntos de carga se instalarán en la planta de Neckarsulm, y cerca de 100 en las plantas de Győr en Hungría y en la de Bruselas. En esta última planta es precisamente donde se produce actualmente el e-tron.

Audi E Tron Sportback Back

Algunos de los puntos de carga instalados por Audi serán ultra-rápidos

La mayoría de estos 4500 puntos de carga operarán en corriente alterna (trifásica), con 22 kW de potencia. No obstante, 110 de ellos lo harán en corriente continua con una potencia de entre 50 y 350 kW. Audi afirma que el coste medio de instalación de cada uno de estos puntos de carga es de unos 22 mil euros.

Actualmente Audi ya cuenta con 600 puntos de carga en corriente alterna operativos en las plantas de Ingolstadt, Bruselas y Neckarsulm; a los que se suman otros 60 más en corriente continua. Audi asegura que la potencia conjunta de todos estos puntos de carga ya disponibles alcanza los 21 MW. Una potencia equivalente a la que necesita una ciudad pequeña de 14 mil habitantes.