Cuando se den episodios de alta contaminación en Austria los vehículos eléctricos estarán exentos de la reducción en el límite de velocidad en autopistas

No son pocos los países que ofrecen ciertos incentivos para favorecer el uso de vehículos eléctricos frente a los de combustión, especialmente en el norte de Europa. Estos incentivos suelen ser de muy diversa índole: desde los económicos, reduciendo el coste final del vehículo; hasta la concesión de algunas ventajas como poder circular por carriles especiales, acceder a zonas exclusivas o disponer de aparcamiento gratuito.

Lo que no habíamos visto nunca hasta ahora es la medida que va a adoptar el Gobierno de Austria. Una medida que además, como veremos luego, no carece de sentido. Esta innovadora medida consiste en permitir a los vehículos eléctricos circular a mayor velocidad por las carreteras que los vehículos de combustión cuando hay episodios de alta contaminación. O lo que es lo mismo, los vehículos eléctricos estarán exentos de la reducción en el límite de velocidad permitido en estas ocasiones.

Medidas del Gobierno de Austria para incentivar el uso de vehículos eléctricos

El Gobierno de Austria ha anunciado tres medidas con las que va a incentivar la compra y el uso de vehículos eléctricos. La primera de ellas es abrir los carriles bus al uso para este tipo de vehículos. La segunda facilitar aparcamiento gratuito. Dos medidas que, como acabamos de comentar, no son nada nuevo. La tercera medida, sin embargo, es la que más ha llamado la atención.

En Austria cuando hay elevados niveles de contaminación el gobierno reduce el límite de velocidad máxima a la que se puede circular por algunas carreteras y autopistas. El límite habitual de 130 km/h pasa a ser de 100 km/h. Esta medida que era aplicable hasta ahora a todo tipo de vehículos, se aplicará a partir de ahora únicamente a los vehículos con motor de combustión. Los vehículos eléctricos estarán exentos.

Absolutamente lógico

Si pensamos un poco en el motivo que justifica esta limitación de velocidad cuando se dan episodios de alta contaminación, lo cierto es que esta nueva medida del Gobierno de Austria tiene todo el sentido del mundo. Con la reducción en el límite de velocidad lo que se pretende es reducir la contaminación, ya que a mayor velocidad el consumo de combustible -y por tanto el nivel de emisiones- es mayor. Esto es aplicable a los vehículos con motor de combustión, pero ¿qué sentido tiene aplicar también esta restricción a los vehículos eléctricos? Lo cierto es que ninguno. Es por ello que el Gobierno de Austria ha decidido que a partir de ahora queden exentos, lo que además les da una ventaja competitiva.

El ministro austriaco que ha presentado esta medida la ha justificado del siguiente modo:

“La exención a los vehículos eléctricos en periodos de alta contaminación es una ventaja que queremos dar a los propietarios de este tipo de vehículos respecto de los vehículos de combustión interna. A partir de ahora, es posible circular cuando se den episodios de alta contaminación a 130 km/h con un vehículo eléctrico por los 440 km de autopistas en los que se aplican estas restricciones”.

¿Seguirán otros países el ejemplo del Gobierno de Austria? Pues la verdad es que no nos extrañaría lo más mínimo. Lo que no nos explicamos es cómo no se le había ocurrido a nadie antes.