Autonomía y potencia de carga: las claves del futuro de Volvo

Autonomía y potencia de carga: las claves del futuro de Volvo

Escrito por: Javier Cantagalli   @Cantagalli    1 julio 2021     3 minutos

Mejoras en la tecnología de baterías y su acuerdo con Northvolt permitirán a Volvo mejorar la autonomía y potencia de carga de sus vehículos

El fabricante sueco acaba de desvelar sus planes de futuro, en los que la electrificación de su gama de vehículos cobrará una especial relevancia.

A corto plazo, y junto con su socio Northvolt, Volvo tiene como principal objetivo incrementar la densidad energética de las celdas para baterías destinadas a sus vehículos eléctricos en un 50 por ciento. De este modo, será posible incrementar la eficiencia al reducir el número de celdas y por tanto su peso, sin que la autonomía se vea comprometida, sino todo lo contrario.

Volvo Suv Concept Side

Volvo ha adelantado que su segunda generación de vehículos eléctricos se caracterizará por ofrecer más autonomía y menores tiempos de carga de la batería. Esto es algo que veremos en el futuro sucesor totalmente eléctrico del XC90, que podría además soportar carga bidirecional por vez primera en un vehículo de la marca. Esta nueva capacidad permitirá al nuevo SUV eléctrico de Volvo aprovechar los horarios con tarifas eléctricas más bajas para cargar su batería, suministrando esa energía a toda la casa en horarios de alta demanda de energía.

Mil kilómetros de autonomía en los eléctricos de Volvo

A medio plazo, hacia la mitad de esta década, Volvo introducirá en el mercado su tercera generación de vehículos eléctricos, con los que nuevamente se incrementará considerablemente la autonomía. Las mejoras en la tecnología de baterías, permitirán entonces también una nueva reducción en el tiempo de carga de la batería, que según la compañía podría recortarse a la mitad.

Estos logros se alcanzarán gracias a la simplificación del diseño y la integración de las celdas en los packs de baterías, lo que reducirá su peso y, como consecuencia, incrementará la capacidad total de la batería y la autonomía del vehículo. El fabricante sueco considera que a lo largo de esta década no será extraño que algunos de sus vehículos lleguen a ofrecer mil kilómetros de autonomía real.

Volvo Concept Interior

Por último, la estrategia de Volvo pasa por la implementación de nuevos planes de reciclaje de las baterías de sus vehículos. Aunque sobre este punto la compañía no ha desvelado apenas detalles, sí ha asegurado que está estudiando la posibilidad de darles un segundo uso en otras áreas, como el almacenamiento de energía para los hogares.

El acuerdo de colaboración de Volvo con Norhvolt podría extenderse también en un futuro al reciclaje de baterías, aprovechando la experiencia en este terreno de esta última. Volvo ha destacado, una vez más, que la participación de Northvolt es esencial para alcanzar su objetivo de convertirse en un actor relevante en el segmento de los vehículos eléctricos premium, y también para su gama de vehículos sea completamente eléctrica en el año 2030.


Comentarios cerrados