BMW se ha visto obligada a realizar una fuerte inversión en varias de sus plantas en Alemania en las que fabricará componentes para el Mini Eléctrico

Después de muchas especulaciones, BMW finalmente confirmó oficialmente el pasado año que el Mini Eléctrico será una realidad en 2019. No será, no obstante, un Mini con un diseño totalmente nuevo, sino una versión del Mini Cooper de tres puertas. En este caso con un sistema de propulsión eléctrico, ampliando así las opciones que ofrece este fabricante, que ya cuenta con vehículos con motor de gasolina, diésel y una versión híbrida enchufable.

Aunque el Mini Eléctrico será producido en Inglaterra y China, algunas de las plantas de BMW en Alemania se encargarán de la producción de algunos componentes claves, y entre ellos cabe destacar especialmente los packs de baterías. Según un representante de la compañía, BMW está invirtiendo actualmente cantidades multimillonarias para hacer posible la fabricación del Mini Eléctrico en 2019.

Las baterías para el Mini Eléctrico saldrán de la planta de Dingolfing en Alemania

Buena parte de esta inversión se está destinando a la planta de Dingolfing en Alemania, donde BMW fabricará las baterías para el Mini Eléctrico. Ocupando un área de unos 6000 metros cuadrados en el ala oeste de la planta de Dingolfing, BMW está instalando en esta zona de la planta todo el equipamiento necesario para la producción de baterías y su ensamblado.

Pero esta no será la única planta alemana dedicada a la producción de alguno de los componentes del futuro Mini Eléctrico. BMW fabricará además el motor eléctrico del nuevo Mini en la planta de Landshut. Según BMW, el Mini Eléctrico será un vehículo inglés -como no podía ser de otro modo- pero con corazón bávaro.

Un paso adelante

El lanzamiento de nuevos modelos eléctricos y la creciente demanda de este tipo de vehículos por parte del público, especialmente en algunos países del norte de Europa como Noruega, ha obligado a BMW a dar un paso adelante e incrementar significativamente la producción de componentes eléctricos durante los próximos meses y años.

Aunque BMW ya reveló los detalles más significativos del próximo Mini Eléctrico, todavía tiene que presentar una versión final de este vehículo. Algo que probablemente ocurra durante la primera mitad de 2019. BMW está preparando también un sistema de propulsión eléctrico de nueva generación. Aunque, en principio, éste no se estrenará con el Mini Eléctrico sino que irá destinado al BMW iX3.