La tecnología de Bosch garantiza la seguridad de los vehículos eléctricos

La tecnología de Bosch garantiza la seguridad de los vehículos eléctricos

Escrito por: Javier Cantagalli    3 octubre 2019     2 minutos

La tecnología de Bosch es incluso capaz de realizar pequeñas explosiones para cortar el flujo de corriente y evitar así descargas eléctricas después de sufrir una colisión

La creciente adopción de los vehículos eléctricos supone un nuevo reto para los cuerpos de bomberos y los servicios de emergencia. En muchos casos, los programas de entrenamiento que reciben incluyen ya nuevos métodos con los que hacer frente a un accidente en el que un vehículo eléctrico se ha visto involucrado.

Los cables dañados de un vehículo eléctrico tras sufrir una colisión pueden suponer un riesgo importante. Más aún si pensamos que éstos pueden entrar en contacto con la carrocería del vehículo, y que el voltaje de las baterías alcanza los 400 voltios, o incluso los 800 en algunos modelos.

Bosch

En cualquier caso, no hay nada de lo que preocuparse, ya que los vehículos actuales incluyen sistemas de seguridad para evitar este tipo de riesgos.

AdvertisementAdvertisement

Así, por ejemplo, la tecnología del fabricante alemán Bosch es capaz de evitar una descarga eléctrica tras sufrir un accidente. Los microchips integrados en algunos elementos esenciales del vehículo son capaces de cortar el flujo de corriente en una fracción de segundo.

Los vehículos eléctricos son mucho más seguros gracias a estos sistemas

Gracias a esta tecnología, los miembros de los servicios de emergencias pueden centrarse en hacer su trabajo atendiendo a los ocupantes del vehículo, sin que tengan que preocuparse primero por evitar una posible descarga eléctrica.

Bosch suministra esta tecnología a diversos fabricantes de vehículos, que posteriormente integran en sus modelos totalmente eléctricos, o con algún grado de electrificación.

Bosch

Uno de estos sistemas desarrollados por Bosch ha llamado especialmente nuestra atención. Mediante un pequeño dispositivo pirotécnico, este sistema es capaz de «volar» las conexiones del sistema eléctrico del vehículo con la batería de alto voltaje; logrando así que esta última quede totalmente desconectada y evitando cualquier posible riesgo.

La tecnología de Bosch reduce además la posibilidad de que el vehículo se incendie tras sufrir un accidente

Así, por ejemplo, cuando los sensores del airbag detectan un impacto, no solo se desplegarán éstos para reducir las consecuencias de la colisión. En ese mismo instante, estos sistemas de Bosch realizarán una serie de mini-explosiones controladas en elementos clave de la circuitería del vehículo, cortando por completo el suministro de energía.

De este modo, no solo se elimina el riesgo de que alguno de los ocupantes del vehículo o de los miembros del equipo de emergencias sufran una descarga eléctrica, sino que también se reduce la posibilidad de que el vehículo acabe incendiándose.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.