El CEO de Bugatti ha confirmado que dejarán de producir el actual motor W16 a favor de un propulsor híbrido con menos cilindrada.

El motor W16 ha sido la referencia mecánica de Bugatti durante muchos años. Este monstruoso propulsor fue introducido por primera vez hace 13 años en el Bugatti Veyron, convirtiéndolo en el coche de calle más rápido de la historia. La versión Super Sport del Veyron batió el récord de velocidad máxima entre los vehículos de producción: 431,072 km/h. Más tarde, llegaría el Bugatti Chiron con una versión actualizada del motor W16, 8.0 litros con cuatro turbos, 1.500 CV de potencia y 1.600 Nm de par motor. Las palabras sobran, el motor W16 es una pieza de ingeniería absolutamente brillante. No obstante, lo tiempos cambian y el CEO de Bugatti, Stephan Winkelmann, es bien consciente de ello. De ahí que el ejecutivo haya anunciado que el mítico motor W16 está en periodo de extinción. Pronto será sustituido por un motor con menos cilindrada y asistencia eléctrica.

Bugatti Divo

“Es un motor increíble. Sabemos que hay un gran entusiasmo por él, a todos les gustaría que se mantuviese para siempre, y que lo siguiéramos desarrollando. Haremos todo lo posible por mantenerlo vivo. Pero si queremos ofrecer lo último en tecnología, debemos elegir el momento adecuado para cambiar”, asegura Winkelmann respecto al motor W16.

El motor W16 dará paso a un propulsor híbrido con menos cilindros

Bugatti Divo

El próximo Bugatti que llegue al mercado incluirá muy probablemente un propulsor con menos cilindros que el actual W16, además de algún tipo de asistencia eléctrica. Hablamos por tanto de un motor híbrido cuyas baterías aportarán algo de peso extra, pero esto será compensado por la pérdida de peso de los cilindros.

Bugatti Divo

¿Significa esto que los próximos Bugatti serán menos excitantes o rápidos que los actuales? Todo lo contrario. Winkelmann asegura que “el ascenso en prestaciones no ha terminado”, ya que posiblemente la firma gala presentará en el futuro un superdeportivo aún más radical que el actual Chiron o el recién introducido Divo. Probablemente Bugatti protagonice un nuevo récord de velocidad máxima en los próximos años. ¿Quién sabe?