Los coches de producción de hidrógeno de BMW llegarán en 2025

Los coches de producción de hidrógeno de BMW llegarán en 2025

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    15 agosto 2022     2 minutos

Los coches de producción de hidrógeno de BMW llegarán al mercado en 2025 con la colaboración de Toyota. ¿Quieres saber más?

En 2021, en el Salón del Automóvil de Múnich, BMW presentó el iX5 Hydrogen, una versión del SUV X5 estándar que funciona con celdas de combustible de hidrógeno. Y aunque ese vehículo está programado para comenzar la producción este año, solo se fabricará en pequeñas cantidades. Ahora, un nuevo informe de Nikkei Asia sugiere que los BMW de hidrógeno podrían estar aquí en los próximos años.

El jefe de ventas, Peter Nota, aseguró a Nikkei que la producción y las ventas de un vehículo de celda de combustible de hidrógeno BMW podrían comenzar a principios de 2025. También sugirió que el primero de estos vehículos probablemente sería un SUV, dada la popularidad del segmento y su creencia de que la tecnología de hidrógeno es “particularmente relevante” para ese estilo de carrocería. Dado que los vehículos de hidrógeno pueden repostar con la misma rapidez que sus homólogos de gasolina y no pierden autonomía con las variaciones de temperatura.

No solo eso, sino que el informe también establece que el vehículo se desarrollará de forma conjunta con la ayuda de Toyota, una empresa con la que ya tienen una relación. “Tenemos varios proyectos en los que trabajamos con Toyota”, dijo Nota a Nikkei Asia. BMW ya trabajó con ellos para crear el GR Supra, que comparte muchos componentes con su BMW Z4, y es probable que vuelvan a contar con la ayuda de la marca japonesa debido a su experiencia en el desarrollo y producción de vehículos de hidrógeno como el Mirai. De hecho, los dos crearon juntos un vehículo de hidrógeno en el pasado, un BMW Serie 5 GT con una pila de celdas de combustible Toyota, pero era solo un prototipo.

Bmw Ix5 Winter Tests Back

Los BMW de hidrógeno llegarán antes de lo que piensas

Nota, y por extensión BMW, ven los vehículos de hidrógeno como una forma de superar algunos de los desafíos que plantean los vehículos eléctricos puros. En particular, mencionó a Nikkei que no toda la infraestructura de carga se crea de la misma manera y que la disponibilidad de materiales para la producción es algo escasa. Como tal, valoran la idea de no poner todos los huevos en una sola canasta. “Creemos en la importancia de varias tecnologías: vehículos eléctricos de batería, también hidrógeno y motores de combustión eficientes”.

Comentarios cerrados