Coronavirus: cómo mantener limpio tu coche para evitar la propagación

Coronavirus: cómo mantener limpio tu coche para evitar la propagación

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    3 abril 2020     3 minutos

Estos consejos te ayudarán a limpiar y desinfectar tu vehículo para evitar una infección por coronavirus y la propagación de la pandemia.

A pesar de la cuarentena, muchos usuarios todavía necesitan seguir utilizando sus vehículos, bien para ir a trabajar o de forma puntual para acudir a realizar la compra, por ejemplo.

Por ello, no está de más tener en cuenta unos consejos básicos a la hora de limpiar y desinfectar el vehículo, al igual que lo hacemos en los puestos de trabajo o en el hogar.

1 Limpiar primero, desinfectar después

Antes de proceder a utilizar un desinfectante, limpia primero bien el interior del vehículo. Para ello puedes usar agua y un jabón neutro, o los productos de limpieza específicos que se comercializan para tapicerías y el salpicadero de los automóviles. Haciéndolo así, te aseguras que eliminas primero la suciedad y muchos gérmenes que permitirán que el desinfectante haga luego su trabajo de forma más eficaz.

2 Cada material necesita su producto

Para no dañar el vehículo, hay que utilizar limpiadores y desinfectantes específicos teniendo en cuenta cada material. El mismo producto que puede ser adecuado para el plástico del salpicadero puede dañar el metal o el tejido de la tapicería de los asientos. Es importante seguir las indicaciones de las etiquetas del fabricante a la hora de manipular los productos, así como las precauciones de seguridad. Utiliza guantes.

Limpieza

El alcohol es un buen desinfectante, y no causa problemas en la mayoría de las superficies duras del interior del vehículo. Puedes utilizar alcohol de 96, el que se vende en la farmacias, y rebajarlo con agua (70% alcohol, 30% agua). Pero no lo emplees para tapicerías de cuero, en este caso mejor agua con jabón neutro, evitando el exceso de espuma y, a ser posible, con un paño de microfibra

3 ¡Cuidado con la lejía!

Aunque es un potente desinfectante, evita utilizar lejía o limpiadores a base de peróxido. Matan los gérmenes, pero también dañan el vinilo, los plásticos… Puede provocar manchas y pérdidas de color en algunas superficies que serán irrecuperables.

4 Prioridades: las zonas de más uso

Tras haber aspirado el interior del vehículo lo mejor que puedas, para eliminar arena, pelos, polvo o suciedad (las alfombrillas suelen ser un foco de acumulación importante), empieza y da prioridad a las zonas que se tocan con más frecuencia. Haz un recorrido mental de cómo utilizas el coche y las reconocerás enseguida: manetas de las puertas, volante, palanca de cambios, botones del sistema multimedia, hebilla del cinturón de seguridad, freno de estacionamiento…

04 A283298 Opel Adam Intellilink

En la zonas del salpicadero o en aquellos huecos de difícil acceso, puedes utilizar un pincel seco, o bastones para los oídos. Es importante que limpies bien, por ejemplo, las rejillas de ventilación.

5 Cuando termines… ¡lávate bien las manos!

La recomendación final es más que obvia: cuando termines de desinfectar el vehículo, siempre que puedas, intenta no volver a utilizar los mismos paños o trapos utilizados para la limpieza, salvo que pasen por la lavadora en un programa a temperatura elevada. Y, sobre todo… ¡lávate bien las manos con agua y jabón, como recomiendan las autoridades sanitarias! Ya sabes, como mínimo, durante 20 segundos.

Información de interés relacionada


Comentarios cerrados