DAF inicia las entregas de su nuevo camión eléctrico LF

DAF inicia las entregas de su nuevo camión eléctrico LF

Escrito por: Javier Cantagalli   @Cantagalli    12 septiembre 2022     2 minutos

El DAF LF comenzará próximamente a realizar servicios logísticos en los Países Bajos sin generar ningún tipo de emisiones contaminantes

El fabricante neerlandés de vehículos para el transporte de mercancías acaba de poner en el mercado su segundo camión con sistema de propulsión totalmente eléctrico. Se trata del LF, un vehículo destinado a la distribución en áreas urbanas. El camión LF de DAF se une así al modelo CF, a la venta desde 2018 en varios países europeos, como los propios Países Bajos, Alemania, Bélgica, el Reino Unido o Hungría.

El DAF LF es un camión rígido de 19 toneladas en vacío, con una capacidad de carga de 11.7 toneladas. Con un pack de baterías LFP de 282 kWh de capacidad bruta, de los que 252 kWh están a disposición del conductor, el LF es capaz de cubrir la gran mayoría de las rutas logísticas que se realizan en el interior de las ciudades durante un día de trabajo. Y todo ello sin generar ningún tipo de emisiones, algo de especial importancia en zonas urbanas.

Daf Cf Electric Driver

Según explica el fabricante neerlandés, la autonomía estimada del LF supera los 280 km. A la hora de recargar la batería, soporta hasta 22 kW en corriente alterna, siendo por tanto necesarias unas 12 horas para realizar una carga completa. Si se opta, sin embargo, por utilizar un punto de carga rápido en corriente continua, en ese caso la potencia soportada sube hasta los 150 kW. Lo que permitirá incrementar el estado de la carga de la batería del 20 al 80 por ciento en poco más de una hora.

El DAF LF se pone a trabajar

La primera unidad de este camión eléctrico va a ir a parar a la compañía neerlandesa de servicios logísticos Nabuurs. Según explican desde la misma, su intención es utilizar este camión eléctrico para entregar suministros procedentes de la cervecera AB InBev a los establecimientos de hostelería de Groningen, en el norte de los Países Bajos.

Daf Lf Road

Desde la compañía afirman que uno de los motivos que les ha llevado a decidirse por el nuevo DAF LF es la posibilidad de recargar su batería tanto con corriente continua como alterna. Esto les evita la costosa instalación de un punto de carga en corriente continua desde el primer día, sin perjuicio de que puedan llevar a cabo esta inversión en un futuro. Por el momento, aseguran, la carga en corriente alterna durante la noche parece que cubrirá por completo sus necesidades.

Comentarios cerrados