El e-buggy de Volkswagen es un prototipo que muestra lo mejor del pasado y del futuro inmediato

El e-buggy de Volkswagen es el coche eléctrico más emocionante que ha presentado la marca en los últimos tiempos. Además de la variedad de la familia, este nuevo prototipo avanza un buggy eléctrico con visos de convertirse en coche de producción.

Tomando la historia de los buggies de los convulsos años 60 y 70 del siglo veinte, aquellos que utilizaban el chasis del Beetle y que fueron conocidos como el Beetle Dune, y, más recientemente, el prototipo Volkswagen Buggy Up! Concept, un concept car que se basaba en el Volkswagen Up, el que ahora mostramos hereda gran parte de la estética de la primera revisión del concepto de buggy. La gran diferencia entre el Guggy Up! Concept y el e-buggy de Volkswagen es el tipo de motor usado.

El buggy sostenible de Volkswagen

Como decíamos, la propuesta del prototipos del Volkswagen Up! montaba un motor de gasolina, mientras que el e-buggy de Volkswagen cuenta con un motor eléctrico. Este nuevo todocamino utiliza un conjunto motriz que utiliza la energía eléctrica para mover sus cuatro ruedas.

Esta configuración le permite adentrarse en terrenos donde la tracción se complica, por ejemplo, las dunas de arena. Para ello monta ruedas off-road, unas gomas que, aliadas con la motricidad, garantizan superar las complicaciones de las superficies donde otros  vehículos sucumbirían.

Por eso, desde el equipo de diseño, no solo se garantiza una respuesta óptima sino una diversión total en su uso. Gracias a su capacidad de adaptación al tipo de superficies donde el e-buggy de Volkswagen se adentrase, no solo le capacita para afrontar cualquier desafío sino hacerlo exportando altas dosis de diversión.

Porque este coche ha sido diseñado para ser tan eficaz como entretenido.

Reinventando el concepto de buggy

Klaus Bischoff, diseñador jefe de Volkswagen señala “Un buggy es más que un coche. Es vitalidad y energía sobre cuatro ruedas. Estos atributos se materializan en el nuevo e-buggy, que demuestra por una parte el aspecto que puede tener una reinterpretación moderna y no retro de un clásico, y por otra el vínculo emocional que puede crear la movilidad eléctrica.”

Debido a la naturaleza aventurera del e-buggy de Volkswagen, su conducción garantiza altas dosis de emoción. Algo que, desde la marca alemana, se asegura y que los amantes de la conducción off-road están, y estamos, deseando poder comprobar ya que, esta vez sí, este e-buggy parece ser que adelanta un modelo que podría llegar a venderse.

Volkswagen e-Buggy concept car

Concebido bajo la arquitectura que le otorga su fabricación basada en la plataforma modular MEB, aquella en la que verán la luz una amplia variedad de coches eléctricos de Volkswagen, el nuevo buggy se presentará al público como prototipo en marzo.

La puesta de largo del e-buggy de Volkswagen será en el prestigioso Salón de Ginebra. Desde el día 5 y hasta el 17, este coche compartirá focos con las propuestas más actuales y otros modelos consagrados.

A diferencia del Volkswagen Buggy Up! Concept, que contaba con un bloque térmico, el buggy eléctrico se adentra en la senda de los coches sostenibles. Por ello nos hace suponer que este prototipo, a diferencia del anterior, sí puede conllevar una propuesta como vehículo de producción y venta.

El e-buggy de Volkswagen se insertaría en los coches eléctricos que la marca presentará y que, según la normativa vigente, tienen todo el futuro por delante. Un prototipo que podría ver una versión definitiva en los concesionarios que, a diferencia del otro prototipo que fue presentado en 2011 fue presentado en un momento en que ya se cuestionaba la sostenibilidad del uso masivo de carburantes en los vehículos.