La tercera generación del Audi R8 incorpora un sistema de propulsión eléctrico y se convertirá en el hiperdeportivo de calle más rápido en la historia de Audi.

La tercera generación del Audi R8 abandonará su actual motor de combustión (un V10 de 5,2 litros en su versión más prestacional) en favor de un propulsor completamente eléctrico que elevará su rendimiento hasta nuevas cotas. Según Autocar, medio que se ha hecho eco de la noticia, asegura que el próximo Audi R8 se inspirará en el reciente PB18 e-tron Concept, un prototipo que incorpora un motor eléctrico de 764 CV y que acelera de 0 a 100 km/h en poco más de dos segundos. El próximo Audi R8, cuya llegada se espera para el año 2022, ofrecerá un rendimiento aún mayor que este prototipo.

Audi R8 eléctrico

Más de 1.000 CV para el próximo Audi R8

Al parecer, los motores eléctricos del nuevo Audi R8 entregarán una potencia superior a los 1.000 CV, lo que le situaría como rival directo de modelos como el Tesla Roadster o el Rimac C_Two; al igual que estos dos modelos, el coche contaría con un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Sus rivales serán híbridos

Audi R8 eléctrico

Todavía no sabemos el motivo por el que Audi ha decidido darle un giro tan radical al nuevo R8, lo que sí está claro es que este movimiento va en la misma línea que sus actuales rivales: McLaren 720 S, Lamborghini Huracan o el Ferrari 488 GTB. A comienzos de la próxima década, todos estos modelos pasarán a ofrecer un sistema de propulsión híbrido.

Modelos eléctricos que llegarán antes del nuevo Audi R8

Audi R8 eléctrico

Por otro lado, Audi planea el lanzamiento de varios modelos eléctricos antes de la llegada del nuevo R8. El primero de ellos será un crossover, el E-tron Sportback, cuya presentación oficial tendrá lugar este mismo mes de septiembre. Tras él, la división deportiva de Audi (Audi Sport), lanzará al mercado el E-tron GT, un rival directo para el flamante Porsche Taycan.