Audi prometió que el e-tron sería capaz de recargar su batería a una potencia máxima de 150 kW y los datos señalan que es incluso capaz de superar esa cifra

Audi presentó oficialmente al público el e-tron en un evento celebrado en San Francisco en septiembre, y aunque en principio estaba previsto que las primeras entregas se produjesen a finales de 2018, finalmente se realizarán a principios de 2019. Falta, por tanto, muy poco para que las primeras unidades comercializadas del e-tron comiencen a rodar por las carreteras europeas.

Cuando esto ocurra, el e-tron será el vehículo eléctrico que ofrezca el sistema de recarga más rápida del mercado, al menos por un tiempo hasta que otro competidor le supere.

Con una batería de 95 kWh el e-tron ofrece una autonomía de 400 km según el ciclo de homologación WLTP. Durante su presentación, Audi anunció que el nuevo e-tron sería capaz de recargar su batería a una potencia máxima de 150 kW, lo que le permitiría cargar hasta el 80 por ciento en tan solo 30 minutos. Ahora sabemos que esos datos no son del todo correctos, ya que se quedan incluso por debajo de la potencia real de carga.

Audi cuenta actualmente con varios vehículos de prueba en Europa y uno de ellos se detuvo recientemente en un punto de carga de la red FastNed que se extiende por Holanda y Alemania. Roland van der Put, Jefe de Tecnología de Redes de la compañía, ha hecho públicos recientemente todos los datos de esa recarga realizada por el e-tron. Unos datos que resultan bastante sorprendentes.

150 kW estables hasta alcanzar un 80 por 100 de carga

El e-tron inició la recarga con un 29 por ciento de energía almacenada en la batería y continuó hasta llegar al 100 por 100. Según refleja la información compartida por van der Put, rápidamente fue capaz de soportar una potencia de carga de 150 kW, tal y como Audi nos había prometido. No solo eso, una vez alcanzó el 60 por ciento de carga de la batería, incluso superó esa cifra en ocasiones llegando a los 155 kW.

Es importante destacar también que el sistema de recarga del e-tron fue capaz de mantener esos 150 kW de forma estable durante todo el proceso de recarga hasta alcanzar el 80 por ciento de carga de la batería, tal y como puede verse en la gráfica superior.

Por delante de sus competidores

Los resultados obtenidos por el e-tron superan a los que se pueden obtener a día de hoy con cualquier vehículo de Tesla, capaces de cargar a una potencia máxima de 120 kW. Una cifra que, sin embargo, no se mantiene de forma estable como ocurre en el e-tron. No obstante, Elon Musk lleva prometiendo desde hace algún tiempo una actualización en su red de Supercargadores (V3) que supondrá una mayor potencia de carga. Pero de momento esto no es más que una promesa.

El e-tron también supera en rapidez a la hora de cargar la batería al Jaguar I-Pace, que admite un maximo de 100 kW en corriente continua, por lo que necesita unos 50 minutos para recargar al 80 por ciento su batería de 90 kWh.