Fastned amplía así sus operaciones a Bélgica, con el objetivo de seguir extendiéndose por toda Europa en favor de la movilidad eléctrica

Fastned, una de las mayores redes de carga con presencia en el norte de Europa, acaba de anunciar que ha recibido la aprobación de las autoridades para extenderse por vez primera por Bélgica. La compañía holandesa instalará 13 estaciones de carga ultra-rápida en este país, con puntos de carga que ofrecerán una potencia de hasta 350 kW.

Estas 13 estaciones estarán situadas en zonas de parking ya existentes, anexas a algunas de las autopistas más importantes del país. De este modo se pretende facilitar los viajes de larga distancia a todos los propietarios de un vehículo eléctrico.

Fastned Bélgica

Todas estas estaciones estarán repartidas por las provincias flamencas de Limburgo, Brabante Flamenco y Amberes. En esta región del país las competencias para la concesión de los permisos necesarios para su instalación corresponden a la Autoridad del Transporte en Carretera Flamenca Agentschap Wegen & Verkeer. Según Fastned, este permiso es valido durante los próximos 15 años.

AdvertisementAdvertisement

Con Bélgica son ya cuatro los países europeos en los que Fastned tiene presencia

Las autoridades flamencas justifican la concesión de este permiso, por el creciente interés de los ciudadanos en la movilidad eléctrica. Los datos con los que cuentan reflejan que un número cada vez mayor de ellos está interesado en comprar un vehículo eléctrico. Según algunos estudios, uno de cada seis belgas tiene intención de comprar un vehículo eléctrico en un plazo no superior a los 3 años. Un interés que requiere la disponibilidad de una amplia red de puntos de carga rápida para que, finalmente, acabe materializándose.

Fastned contaba hasta ahora con 114 estaciones de carga, que se extienden por los Países Bajos, Alemania y Reino Unido. Aunque la mayoría de ellas se encuentra en los Países Bajos, el país natal de la compañía. Con la incorporación de estas 13 nuevas estaciones, el número total ascenderá, por tanto, a 127. Siendo ya cuatro los países europeos en los que Fastned dispone de infraestructura de recarga.

Fastned Bélgica

El objetivo de Fastned es extenderse por toda Europa, haciendo posible recorrer largas distancias en un vehículo eléctrico para llegar a cualquier punto del continente. Para alcanzar esta meta, la compañía realizó recientemente una emisión de bonos, ofreciendo un interés de un 6 por ciento anual durante 5 años. De este modo ha recaudado 12 millones de euros, que le permitirán seguir ampliando su red de puntos de carga por Europa, empezando por Bélgica.