La combinación del motor de combustión con sus 3 motores eléctricos convierte al SF90 Stradale en el Ferrari más potente que jamás se ha producido

Si hace unos pocos días os avisábamos de que el siguiente paso de Ferrari iba a ser la presentación de su primer superdeportivo electrificado, hoy ya es oficial. La firma del cavallino rampante acaba de desvelar todos los detalles del nuevo SF90 Stradale, un superdeportivo que quita la respiración y que, además, podrás recargar en tu garaje.

Con nada más y nada menos que 986 caballos de potencia (735 kW) el SF90 es el Ferrari más potente jamás producido. Su motor V8 de 4 litros turbo alimentado ofrece 768 caballos de potencia (573 kW) y 800 Nm de par, al que hay que sumar los 217 CV (162 kW) de sus otros tres motores eléctricos; uno de ellos situados en el eje trasero y los otros dos delante.

La excepcional potencia de este superdeportivo se completa con una transmisión de 8 velocidades y doble embrague, con tracción en las cuatro ruedas por vez primera en un vehículo de la marca. Todo este potencial mecánico permite al SF90 Stradale acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2.5 segundos, y alcanzar los 200 km/h en solo 6.7 segundos. Su velocidad máxima tampoco es una broma, en circuito o en alguna de las famosas autobahns alemanas puede llegar a alcanzar los 340 km/h.

AdvertisementAdvertisement

El SF90 Stradale es también el Ferrari más sigiloso

Fuera ya de la autopista, al entrar en la ciudad, el SF90 Stradale puede circular en completo silencio activando el modo totalmente eléctrico, con el que es capaz de recorrer hasta 25 km; la velocidad máxima en este caso estará limitada a 135 km/h. Al tratarse de un híbrido enchufable, es posible cargar su batería en un punto de carga mientras está aparcado.

Los ingenieros de Ferrari han prestado además especial atención a la aerodinámica del SF90. Prueba de ello es su alerón posterior, capaz de generar una fuerza vertical de 390 kg a 250 km/h, lo que le permite asentarse mejor a la carretera.

En su interior, el cuadro de mandos mantiene la apariencia deportiva que podemos esperar de cualquier Ferrari, con una pantalla HD de 16 pulgadas justo detrás del volante que mostrará toda la información relacionada con el vehículo; sin olvidar que también cuenta con un Head-up Display avanzado. En el volante, al más puro estilo F1, un regulador permite elegir entre 4 modos de conducción disponibles: eDrive, Hybrid, Performance y Qualify.

Cuatro modos de conducción a elegir

El primero de ellos, como podrás imaginar, permite al SF90 circular en modo totalmente eléctrico, apagando el motor de combustión V8. En el modo Hybrid, el vehículo emplea tanto el motor de combustión como los motores eléctricos, según crea conveniente, mejorando así la eficiencia. Los otros dos modos restantes sacan todo el potencial del motor V8 del SF90. El modo Performance es capaz de cargar la batería mientras se circula, mientras que el modo Qualify permite liberar esos casi 1000 CV de potencia de los que presume Ferrari.

Todo este prodigio tecnológico convierte al SF90 en un sueño para todos aquellos que puedan aspirar a pagar lo que la firma italiana pida por él. Por el momento su precio y disponibilidad no se ha revelado todavía, pero las primeras unidades deberían llegar a las carreteras antes de que acabe el año, a un precio que seguro pocos podrán permitirse.