El proyecto del Fiat Panda eléctrico, rechazado en 2015 por Marchione, es reflotado por el nuevo CEO de FCA e incluso ya tiene año de comercialización

«A rey muerto, rey puesto» y «el rey ha muerto, larga vida al rey». Y es que, a pesar del dolor que pareció sacudir los cimientos del grupo Fiat-Chrysler con la repentina muerte de su anterior CEO, Sergio Marchionne, el nuevo director ejecutivo, Oliver François, ha tomado las riendas del gigante automovilístico con la premisa de tener como referentes esas dos consignas.

Por eso, donde Marchionne dijo no, François dice sí. Y lo anuncia él, ya que fue el propio responsable de la marca italiana el que ha confirmado que el Fiat Panda se basará en el prototipo mostrado en el pasado Salón de Ginebra del mes de marzo conocido como Fiat Concept Centoventi.

Y es que este prototipo apareció en la elitista moqueta suiza anteponiendo la bandera de la democratización de la movilidad individual y sostenible desde el prisma de ser un coche eléctrico asequible.

El Fiat Concept Centoventi sería el equivalente a lo que el Fiat 600 fue durante el siglo pasado: utilitario urbano, compacto, ágil, asequible pero eléctrico.

Advertisement

Fiat Panda EV, el coche eléctrico asequible de Fiat

Aún falta para poder ver la presentación del Fiat Panda eléctrico, antes llegará la nueva generación de este popular coche.

En los planes de FCA para Fiat, la llegada de la nueva generación del Fiat Panda se establece para el año 2021. Entonces veremos un coche que dependerá aún de los hidrocarburos para moverse. Será en 2023 cuando el Fiat Panda EV verá la luz.

El modelo en sí contará con un sistema modular de baterías, esto permitirá una autonomía de mayor o menor extensión dependiendo del número de acumuladores que equipe el Fiat Panda eléctrico.

De inicio, tomando como referencia la información que Fiat ofreció para el prototipo, todo parece indicar que el fabricante ofrecería al cliente la posibilidad de limitar o extender la autonomía del coche mediante la compra o alquiler de unidades de baterías.

Así, el Fiat Panda EV más barato, sería el que contara con una batería cuya energía le permitiera circular unos 100 km. Una distancia bastante racional para quienes busquen un coche de ciudad para las rutinas de la vida diaria sin mayores complicaciones que la de realizar desplazamientos cortos y rápidos.

El Fiat Panda eléctrico de mayor rango de autonomía sumaría unidades de almacenamiento que le podrían permitir alcanzar unos 500 km de distancia cuando se consuma el total de electricidad disponible en los módulos de almacenamiento energético.

Asequible y personalizable

El Fiat 600 fue un coche que abrió la posibilidad al gran público de adquirir un automóvil en una Italia cuya recuperación del batacazo que supuso la Segunda Guerra Mundial aún suponía un lastre.

Sin la crueldad de una guerra internacional pero con una situación económica incierta y con un nuevo modelo financiero basado en el endeudamiento, la compra de un coche nuevo supone una dificultad también para buena parte de quienes necesitan un automóvil para su día a día.

Por eso, el futuro Fiat Panda deberá ofrecer un coche barato pero, a la vez, que aumente su atractivo, y su precio, gracias a un programa de personalización, casi absoluta.

Desde las habituales opciones que ofrecen los fabricantes con los paquetes exteriores y/o acabados interiores, hasta extras más personales, el Fiat Panda tratará de satisfacer las necesidades de sus usuarios al máximo.

Tanto es así que esperamos que realmente adopte la filosofía del Concept Centoventi y cuente con un salpicadero donde aparecen orificios u oquedades donde insertar nuevos accesorios o piezas, algunos de ellos, podrían ser de manufactura casera en caso de disponer de una impresora 3D.