Ford acaba de anunciar una inversión de 500 millones de dólares en Rivian y la utilización de su plataforma para la fabricación de una nueva Pickup

Hasta hace no mucho Rivian era una compañía completamente desconocida de la que prácticamente nadie había oído hablar. Sin embargo, desde el pasado mes de noviembre cuando la compañía americana presentó su Pickup eléctrica R1T y el SUV también eléctrico de 7 plazas R1S, la situación de la compañía ha dado un vuelco radical.

Tras muchos años trabajando en la sombra para consolidar su proyecto, la presentación del pasado mes de noviembre convirtió a Rivian en un caramelo para muchos inversores.

Hace tan solo un par de meses saltó la noticia de que dos gigantes de la economía estadounidense como son General Motors y Amazon habían mostrado su interés en invertir en Rivian. Finalmente las negociaciones con GM no fructificaron, pero Amazon acabó invirtiendo 700 millones de dólares en la hasta hace poco desconocida compañía americana.

Advertisement

La lucha de GM y Ford por mantener su hegemonía

El fin de las negociaciones con GM dejaba, sin embargo, vía libre a otro importante candidato. GM y Ford se han estado repartiendo el mercado de las Pickups en Estados Unidos durante décadas, una situación que podría cambiar pronto con el auge de los vehículos con sistema de propulsión eléctrico y la aparición de nuevos competidores como Tesla o la propia Rivian.

Ford no ha querido perder esta oportunidad y, con el objetivo de mantener su hegemonía en el mercado, acaba de anunciar una inversión de 500 millones de dólares en Rivian que incluye además un acuerdo de cooperación. RJ Scaringe, CEO de Rivian, ha afirmado al respecto que se trata otro importante paso en el camino a seguir por la compañía para acelerar la transición a la movilidad sostenible.

Como resultado de este acuerdo, Ford utilizará la plataforma desarrollada por Rivian para la fabricación de un vehículo eléctrico que, presumiblemente, será también una Pickup. En cualquier caso, Ford ya confirmó hace algún tiempo que está desarrollando por su cuenta una versión eléctrica de la popular Pickup F-150 de la marca.

Una Pickup de Ford con la plataforma de Rivian

La relación de Rivian con Ford no es, sin embargo, totalmente novedosa. Rivian ya estuvo empleando algunas unidades del Ford F-150 modificadas para realizar pruebas al sistema de propulsión eléctrico que integrarán tanto el Rivian R1T como el R1S.

Ford pretende además emplear parte de la capacidad de producción de la planta de Rivian en Illinois para la fabricación de esta Pickup eléctrica desarrollada junto a Rivian. Según algunas informaciones, en la planta de Rivian sería posible fabricar hasta 250 mil vehículos al año.