Alejandro Agag, el jefe de la Formula E, recuerda a los dirigentes de la Formula 1 que tiene un acuerdo firmado con la FIA hasta 2039

Ross Brawn, jefe deportivo de la Formula 1, realizó recientemente unas declaraciones con las que seguro que habrá puesto los pelos de punta a los fans más tradicionales de esta competición. Según sus palabras, no hay nada que pueda impedir que en un futuro más o menos próximo la Formula 1 dé el salto al uso de motores completamente eléctricos.

Brawn realizó estas declaraciones en la web de la comunidad de fans de la Formula 1, donde además añadió que si en el plazo de 5 o 10 años existiese la necesidad, el deseo o la voluntad de dar el salto a nuevos motores de propulsión eléctrica simplemente lo harían.

Estas declaraciones no solo no habrán sentado bien a los fans más tradicionales de la Formula 1; Alejandro Agag, fundador y actual CEO de la Formula E, no ha tardado en salir al paso en una entrevista publicada por motorsport.com. Agag ha recordando que eso de que la Formula 1 podría electrificarse en un plazo de 10 años, básicamente no es posible. La Formula E tiene una licencia exclusiva con la FIA por 25 temporadas, y hasta ahora solo se han disputado 4. Eso significa que, como pronto, hasta 2039 la Formula 1 no podría dar el salto a los motores de propulsión eléctrica. Pero además, añade, no existe ningún motivo para que la Formula E no amplíe ese acuerdo con la FIA más allá de esa fecha.

El empresario español ha asegurado que, no obstante, siempre estará dispuesto a sentarse a negociar, pero teniendo en cuenta que si no se llegase a un acuerdo no es posible que la Formula 1 dé el salto a los motores de propulsión eléctrica.

Al ser preguntado sobre si considera que las declaraciones de Brawn podrían ser consecuencia de que los dirigentes de la Formula 1 se puedan estar empezando a sentir amenazados por la Formula E, Agag ha respondido que no deberían. De ser así cree que es un error, ya que considera que ambas categorías son muy diferentes y perfectamente compatibles.

En cualquier caso, ha destacado que es interesante ver como ya se empieza a tener en cuenta a la Formula E, y entiende que algunos dirigentes de la Formula 1 empiecen a plantearse dar el salto a lo eléctrico viendo el importante crecimiento de la Formula E en pocos años.