La tercera generación de vehículos de la Fórmula E podría desarrollarse con el objetivo de potenciar la innovación en los tiempos de carga de las baterías

Tan solo se ha disputado una temporada con la segunda generación de vehículos de la Fórmula E, y los responsables de esta competición ya están estudiando qué cambios deberán introducir en la siguiente.

Jamie Reigle, el nuevo CEO de la Fórmula E, cree que con la tercera generación de vehículos de esta competición se debería prestar especial atención a impulsar la innovación de los tiempos de carga de las baterías. De confirmarse finalmente esta afirmación, esto implicaría que los pit stops volverían de nuevo a la Fórmula E.

Formula E

Cuando arrancó esta competición con su primera generación de vehículos, todos los participantes estaban obligados a realizar una parada a mitad de carrera. Este requisito estaba justificado por la insuficiente capacidad de las baterías que equipaban aquellos vehículos para completar todo el recorrido. La tecnología existente en aquel momento no permitía sin embargo realizar una recarga rápida de la batería, por lo que se optaba por una alternativa mucho más simple: los pilotos cambiaban de vehículo.

AdvertisementAdvertisement

La capacidad de las baterías ya no es un problema

Con la segunda generación, actualmente en uso, la capacidad de las baterías se incrementó notablemente. Los vehículos ya eran capaces de completar una carrera con una sola carga, por lo que se eliminó el pit stop. Esta segunda generación de vehículos está previsto que se utilice hasta la temporada 2021/2022.

Aunque será a partir de esa fecha cuando la tercera generación de vehículos de la Fórmula E entre en acción, es ahora cuando hay que empezar a decidir el nuevo enfoque que se le dará a la competición.

Formula E

El nuevo CEO de la Fórmula E parece tenerlo bastante claro. En su opinión, la tecnología que se desarrolla en la Fórmula E tiene como objetivo final favorecer la adopción del vehículo eléctrico en la sociedad, y uno de los elementos claves para que esto ocurra son los tiempos de recarga de las baterías.

Reigie afirma que con la generación 2 se pretendía demostrar que la capacidad de las baterías era suficiente para realizar una competición como ésta. Sin embargo, para cualquier usuario que se compra un vehículo eléctrico no basta con que éste tenga una buena autonomía. También necesita que sea capaz de realizar una recarga ultra-rápida, para que de este modo sea una alternativa real al vehículo con motor de combustión.

Formula E

El tiempo de recarga es el próximo obstáculo a batir por la Fórmula E

El tiempo de recarga es actualmente uno de los mayores frenos para la adopción del vehículo eléctrico en su opinión y, por ese motivo, creen que en la Fórmula E deben apostar por la innovación en este terreno. Haciendo además visible al público que es posible recargar una batería un muy poco tiempo, para cambiar así sus ideas preconcebidas.

En cualquier caso, por el momento no hay nada decidido aún. Los cambios en la próxima generación de vehículos de esta competición y el formato de la misma deberán ser antes consensuados entre la FIA, la propia Fórmula E y los fabricantes que participan en ella. Estaremos atentos a ver cómo evoluciona todo esto.