La firma japonesa ha explicado todas las ventajas que ofrece este sistema de cámaras frente a los espejos laterales convencionales

Desde hace pocos días el Honda e ya puede reservarse en algunos países europeos y está previsto que las primeras entregas se realicen a principios de 2020. Ahora, poco tiempo después de abrir las reservas, la firma japonesa acaba de confirmar que su vehículo eléctrico urbano vendrá de serie con un sistema de cámaras laterales que harán las funciones de los espejos convencionales.

La sustitución de los espejos laterales por este sistema virtual no supone realmente una novedad, ya que el concepto presentado por la firma japonesa ya contaba con él. Sin embargo, es bastante frecuente en muchos fabricantes que las versiones de producción acaben incluyendo espejos convencionales, cuando los conceptos presentados con anterioridad carecían de ellos.

El Honda e se convertirá así en el primer vehículo eléctrico que vendrá de serie sin espejos laterales convencionales. Vale… ahora seguro que estarás pensando en el Audi e-tron y no te falta razón. El eléctrico de la firma alemana incluye lo que ellos llaman «espejos virtuales«, pero únicamente se venden como opción y no están incluidos de serie.

Advertisement

Los espejos laterales son parte del pasado

El sistema de Honda incluye, además de las cámaras laterales, dos pantallas de 6 pulgadas situadas a cada lado del salpicadero. La firma japonesa asegura que están situadas en la mejor posición, facilitando la visión al conductor de todo lo que le rodea. Éste precisamente es uno de los puntos más discutidos de los virtual mirrors del e-tron, ya que aquellos que lo han probado aseguran que resulta más incómodo mirar estas pantallas que un espejo lateral convencional. Sin embargo, Audi las ha situado en las puertas, una localización que no parece la más idónea ya que obliga a bajar demasiado la vista.

Honda destaca todas las ventajas que ofrece este sistema frente a los espejos laterales convencionales, tanto a nivel de diseño, como en seguridad y aerodinámica. En primer lugar reduce la resistencia al aire al circular hasta en un 90 por ciento, mejorando el coeficiente aerodinámico del vehículo. De este modo se reduce el consumo de energía y, por tanto, se incrementa la autonomía. Para hacernos una idea, en el caso del e-tron Audi asegura que la menor resistencia al aire de los virtual mirrors permite recorrer unos 11 km más con una sola carga. Además, eliminar los espejos laterales reduce notablemente el ruido del viento, especialmente al circular a altas velocidades en carretera o autopista.

Las ventajas de este sistema son numerosas

El sistema de Honda mejora además la visión del conductor, que puede elegir entre dos modos distintos: visión normal o visión más amplia. La primera opción reduce el ángulo muerto en un 10 por ciento, mientras que la segunda amplía el campo de visión reduciéndolo aún más hasta el 50 por ciento.

Otra ventaja adicional de este sistema es que al seleccionar la marcha atrás las pantallas muestran unas guías virtuales que ayudan al realizar maniobras y también incrementan el campo de visión para evitar el golpeo de cualquier obstáculo.

Por último, Honda afirma que el nivel de brillo de las pantallas se ajusta automáticamente según las condiciones lumínicas existentes, lo que permite ver perfectamente las pantallas en cualquier situación. Los ingenieros de la firma japonesa han pasado miles de horas realizando todo tipo de pruebas para que este sistema ofrezca una buena visibilidad a cualquier otra del día y sean cuales sean las condiciones meteorológicas.