La red de puntos de carga ultra-rápidos IONITY está ya construyendo dos estaciones en España, cubriendo el trayecto entre Madrid y Barcelona

Los fabricantes tradicionales tardaron tiempo en comprender que para que el vehículo eléctrico tenga éxito no basta únicamente con fabricar coches. Una completa infraestructura de puntos de carga rápida es imprescindible, para poder así realizar una recarga en poco tiempo cuando se quiere realizar un viaje largo recorriendo una distancia superior a la autonomía que ofrece el vehículo.

Aunque quizás con algo de retraso, varios fabricantes -en su mayoría alemanes- se pusieron finalmente de acuerdo para crear IONITY; una joint venture en la que participan el Grupo BMW, Daimler AG, el Grupo Volkswagen y Ford Motor Company.

IONITY está llamada a convertirse en una de las redes de carga ultra-rápida más importantes de Europa, extendiéndose por la gran mayoría de los países del viejo continente. Su creación responde a la necesidad de contar con una amplia red de carga rápida que evite la limitación que supone depender de redes de terceros, normalmente restringidas a las fronteras de cada país europeo.

AdvertisementAdvertisement

IONITY llega a España

IONITY planea contar con 400 estaciones de carga en 2020 y, a día de hoy, ha completado ya un 25 por ciento de ese despliegue previsto. A finales de mayo de 2019, IONITY cuenta ya con 101 estaciones de carga operativas, con otras 50 en construcción. Estas estaciones de carga de IONITY cuentan de media con 6 puntos de carga CCS por estación, con una potencia de carga que alcanza los 350 kW.

Tal y como puede verse en el mapa disponible en la web de la compañía, la mayoría de las estaciones instaladas hasta el momento se encuentran en el centro de Europa y Escandinavia; en países como Alemania, Francia, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca o Noruega. No obstante, IONITY empieza a extenderse ya hacia Europa del Este y hacia el Sur de Europa, llegando también a España.

IONITY está construyendo ya dos estaciones en España, que en cuestión de meses deberían comenzar a funcionar. Ambas estaciones se encuentran en la autovía que une Madrid con Barcelona, cubriendo así los desplazamientos entre ambas ciudades. Una de ellas se sitúa en Ariza (Aragón), mientras que la otra lo hace en Vila Sana, cerca de Lleida.

Abierto a cualquier eléctrico

Una de las ventajas de IONITY es que en sus estaciones puede recargar cualquier vehículo eléctrico que cuente con un conector de carga CCS Combo y no está limitada únicamente a los vehículos de los fabricantes que han creado esta red. Al menos de momento. Esto es algo que no ocurre, por ejemplo, con la red de Supercargadores de Tesla donde únicamente pueden recargar los vehículos de la marca. De hecho, es incluso posible recargar un Tesla Model 3 en un punto de carga de IONITY.

El pago de las recargas en la red de IONITY puede realizarse con la tarjeta del servicio de recargas de algunos fabricantes, o sino también desde la aplicación disponible para dispositivos móviles. Inicialmente y para no complicar las cosas, IONITY ha optado por una sistema de tarificación extraordinariamente simple. Cada recarga costará 8 euros, con independencia del tiempo necesario para realizar la recarga o los kW consumidos.