Con la adhesión de Hyundai Motor Group son ya cinco los socios que forman parte de Ionity, con el objetivo común de crear una gran red de puntos de carga en Europa

El mayor fabricante de automóviles de Corea del Sur, del que forman parte las marcas Hyundai y Kia, se va a convertir en breve en el quinto socio estratégico y accionista de Ionity, la red de cargadores ultra-rápidos más importante de Europa.

Hyundai Motor Group se une así a BMW, Ford, Daimler y al Grupo Volskwagen, en su objetivo de crear una red de cargadores que se extienda por todo el continente europeo, y que permita a cualquier propietario de un vehículo eléctrico desplazarse a cualquier lugar sin miedo a no poder alcanzar su destino.

Ionity ya cuenta actualmente con unas 140 estaciones de carga ultra-rápida en 14 países europeos, y planea seguir expandiéndose por toda Europa durante los próximos meses y años. 50 nuevas estaciones están ya en fase de construcción, 4 de ellas en España, localizadas en Ariza (Zaragoza), Vilasana (Lleida), Palleja (Barcelona) y Puerto Lumbreras (Murcia). La red de Ionity cuenta con puntos de carga a 350 kW y emplea únicamente energía 100 por 100 renovable.

Advertisement

Recargas a 350 kW en todos sus vehículos en 2021

Coincidiendo con el anuncio de la adhesión de Hyundai Motor Group a Ionity, el grupo coreano ha asegurado que a partir de 2021 todos sus nuevos vehículos eléctricos emplearán una arquitectura de 800V. Lo que les permitirá sacar el máximo partido de los puntos de carga de Ionity, realizando recargas a 350 kW.

La elevada potencia que ofrecen los puntos de carga de Ionity supone una extraordinaria ventaja competitiva para los vehículos que la soportan. Para hacernos una idea, estos 350 kW permiten en condiciones óptimas incrementar unos 100km la autonomía del vehículo en solo 3 minutos, reduciendo notablemente los tiempos de carga y acercándolos a lo que viene a costar llenar un depósito de gasolina en un vehículo de combustión.

Así ven el futuro en Hyundai Motor Group

En Hyundai creen que su participación como socio de Ionity es un signo inequívoco de su apuesta por un futuro eléctrico. Y añaden que, de este modo, se abre una nueva era en la que las estaciones de carga ultra-rápida proporcionarán una experiencia a sus clientes más agradable y sencilla que la que tenían al acudir a una gasolinera.

Aunque el acuerdo para la adhesión de Hyundai Motor Group a Ionity es total, todavía falta sin embargo el visto bueno de las autoridades europeas. Pero, en principio, no debería haber ningún contratiempo.