Aunque aún se desconoce si podría llegar a otros mercados, el primer vehículo eléctrico de Infiniti parece estar destinado al mercado chino

Infiniti está a punto de presentar su primer vehículo eléctrico, un sedán deportivo que la compañía japonesa pretende fabricar en China y que llegará al mercado en unos tres años. Eso es al menos lo que sugiere una información publicada por Reuters, que habría tenido acceso a una nota de prensa de la compañía antes de su presentación.

No queda claro, sin embargo, si el primer vehículo eléctrico de Infiniti estará disponible en otros mercados además del chino. De ser así debería fabricarse también fuera de China, ya que lo que sí es seguro es que ninguna de las unidades fabricadas en el país asiático se exportará a otros mercados. Esta última afirmación ha sido confirmada por un representante de la propia compañía japonesa.

La decisión de Infiniti de apostar por el mercado chino se basa en el tremendo potencial de crecimiento que tiene allí el vehículo eléctrico durante los próximos años, especialmente en el segmento premium. El eléctrico de Infiniti, un sedán deportivo de lujo, es precisamente el tipo de vehículo que buscan muchos adinerados clientes chinos.

Advertisement

El primer vehículo eléctrico de Infiniti se basará en el concept car Qs Inspiration

Próximamente, en el Salón del Automóvil de Shanghai, la firma japonesa planea presentar al público el concept car denominado Qs Inspiration, del que recientemente se han filtrado algunas imágenes. El eléctrico que Infiniti comercializará en un plazo de unos tres años estará, en principio, basado en este concepto.

También se cree que utilizará una nueva arquitectura flexible más adecuada para los sistemas de propulsión electrificados. Infiniti ya confirmó el pasado año que estaban trabajando en una nueva plataforma, que podría ser empleada en vehículos eléctricos, basada en el concept car Q Inspiration.

La electrificación no llegará a Infiniti hasta 2021

La compañía japonesa anunció hace algún tiempo que no tenían intención de electrificar ninguno de sus modelos hasta 2021 y que, a partir de ese año, es cuando comenzaría a ofrecer algunos de ellos con sistemas de propulsión electrificados. De este modo, la puesta a la venta de un sedán totalmente eléctrico de aquí a tres años, lo que nos situaría en 2022, encaja perfectamente con aquella afirmación.

Por último, no debemos olvidar que Infiniti anunció recientemente que planea dejar de comercializar sus vehículos en Europa occidental a partir de 2020, centrándose fundamentalmente en el mercado norteamericano y en el chino. Resulta bastante improbable, por tanto, que podamos ver algún día este primer vehículo eléctrico de Infiniti en nuestro país. Aunque quién sabe, quizás la situación vuelva a cambiar de aquí a entonces.