El nuevo Kia e-Niro, un coche eléctrico que realmente convence. Y lo hace por 5 razones que te contamos en esta prueba.

La apuesta de Kia por la electrificación es decidida. Su primer coche eléctrico fue el Kia Soul, que en breve estará en nuestro mercado en su segunda generación, el Kia e-Soul 2019. Y ahora llega el Kia e-Niro, la tercera versión del SUV, que ya cuenta con una versión híbrida y otra híbrida enchufable.

Hemos probado el nuevo Kia e-Niro durante la presentación nacional en Madrid. Una toma de contacto realizada en una jornada, pero suficiente para convencernos de que el e-Niro es, hoy por hoy, una de las mejores opciones para quien busca un coche eléctrico con el que olvidarse por completo de los motores de combustión, sin gastar mucho dinero. Te recordamos aquí los mejores coches eléctricos de 2019.

Kia e-Niro

Estas son las 5 razones por las que recomendamos el Kia e-Niro, y algunas claves para acertar en la compra.

AdvertisementAdvertisement

1.- Precio: un eléctrico que se pone a tiro

Vale, todavía son caros comparados con coches equivalentes. Incluso con un híbrido enchufable, principalmente por el coste de la batería de gran capacidad que se necesita para garantizar la autonomía. Pero el Kia e-Niro es un eléctrico accesible, y con un precio razonable comparado con lo que hay en el mercado.

La gama cuenta con un descuento directo de 1.850 euros en todas las versiones, al que se pueden añadir 1.815 euros adicionales financiando la compra, algo más –2.250– en la variante de acceso. Los precios finales para toda la gama, con los descuentos aplicados, son estos:

  • Kia e-Niro 100 kW Concept: 31.150 €
  • Kia e-Niro 100 kW Drive: 33.355 €
  • Kia e-Niro 100 kW Emotion: 35.855 €
  • Kia e-Niro 150 kW Drive: 36.855 €
  • Kia e-Niro 150 kW Emotion: 39.355 €

Salvo que vayas a la versión básica por precio, lo ideal es considerar un e-Niro con acabado Drive, disponible con los dos motores. Cuenta con todo lo necesario de serie, y no necesitarás invertir 2.500 euros más en el Emotion, que añade faros LED, pantalla multimedia de 8” (de 7” en el Drive), equipo de audio JB, cargador inalámbrico para el móvil y sensores de parking delanteros.

Kia e-Niro

Y por situarlo frente a sus rivales: el precio actual del Kia e-Niro está en torno a 3.000 euros por debajo del Hyundai Kona eléctrico, con el que comparte sistema de propulsión.

Un Nissan Leaf de 110 kW tiene un precio desde 32.600 euros con acabado Acenta y batería “pequeña”, y desde 40.750 euros con la batería de mayor autonomía y acabado N-Connecta. El BMW i3 parte desde 39.900 euros, con 260 km de autonomía. Y el VW e-Golf de 100 kW sale por 35.480 euros, con todos los descuentos y 300 km de autonomía.

2.- Dos versiones para elegir

Ya lo has visto en la lista de precios: el Kia e-Niro se ofrece en dos variantes mecánicas. Puedes elegir entre una versión con100 kW (136 CV) y otra más potente con 150 kW (204 CV), cada una de ellas asociada a una batería diferente.

En el primer caso, la batería tiene 39,2 kWh de capacidad, lo que permite una autonomía de 289 km. Para el e-Niro más potente la batería llega hasta los 64 kWh de capacidad, y la autonomía anunciada es de 455 km, siempre ya según cifras WLTP.

Kia e-Niro

La diferencia de precio entre ambas versiones, a igualdad de equipamiento, es de 3.500 euros. Si el e-Niro va a ser un segundo coche, o para ser utilizado principalmente en ciudad, la versión menos potente es una alternativa razonable, y se ofrece en una versión con acabado de acceso que no está disponible con el más potente.

En caso contrario, el e-Niro más potente debe ser la opción elegida, más por su batería de mayor capacidad que por la diferencia en prestaciones.

3.- Conducción: una nueva experiencia

En teoría, conducir el Kia e-Niro es como conducir un coche automático normal. En la práctica también, pero con matices. Lo que no es lo mismo son las sensaciones que se sienten al volante.

Hemos probado la versión de 150 kW (204 CV), y con sus 395 Nm, la respuesta al acelerador es instantánea y el empuje, absolutamente impresionante. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos, pero parece que lo hiciera incluso más rápido. Los 5 segundos que tarda en pasar de 80 a 120 km/h si hundes el pie en el acelerador son una medida más indicativa de su “reprís”. La velocidad máxima no es la que corresponde a un coche con 200 CV: sus 167 km/h de punta están limitados electrónicamente, para que la autonomía no se resienta.

Kia e-Niro

En el lado negativo, tanto empuje disponible y de una forma tan instantánea obliga en el Kia e-Niro a ser un poco cuidadosos con el acelerador, especialmente si el volante no está recto. No hay que confundirse. El e-Niro es un coche estable y seguro. Pero por motor invita a practicar una conducción en carreteras para lo que no está pensado. Por eso la suspensión es más bien blanda, para favorecer el confort de marcha, que es muy alto, también gracias a la ausencia de ruido.

Desde las levas en el volante se puede elegir entre distintos niveles de retención. Y la función “One Pedal” activa el nivel de recuperación máximo. Entre las dos cosas, puedes utilizar la retención para controlar la velocidad casi sin tener que recurrir al pedal de freno, y de paso estás mandando energía recuperada a la batería.

Kia e-Niro

También de puede elegir entre cuatro modos de conducción: Normal, Sport, Eco y Eco+, que ofrecen distinta respuesta al acelerador y limitan la velocidad o el funcionamiento del climatizador para favorecer el consumo o las prestaciones.

4.- Consumo y autonomía: un eléctrico de largo recorrido

Este aspecto es uno de los más importantes en un coche eléctrico, y va ligado directamente a la autonomía.

El consumo homologado es de 15,9 kWh/100 km. El que hemos medido en nuestro recorrido, combinando ciudad, carretera y autopista, y sin apenas utilizar el modo ECO ni conducir de forma especialmente eficiente, se quedó en 17,8 kWh/100 km. Traducido a euros, estamos hablando de un coste por cada 100 km entre 2,5 y 3 euros, con los precios actuales de la electricidad.

Kia e-Niro

Y no es complicado bajar ese consumo real de electricidad, aprovechando al máximo las posibilidades del sistema de recuperación de energía y mimando un poco el pie derecho.

En cuanto a la autonomía real, no tendrás esa sensación de otros coches eléctricos de ir “en la reserva” prácticamente nada más salir de casa. Por lo que pudimos comprobar, no es difícil acercarse a los 400 km sin apenas circular por la ciudad, donde los 450 km homologados son un objetivo muy realista e incluso diríamos que claramente superables. Lo comprobaremos pronto en una prueba a fondo.

5.- Practicidad, versatilidad de uso y fácil mantenimiento

La versatilidad de uso que ofrece el Kia e-Niro no viene solo de su autonomía. Puedes utilizar un cargador rápido de 100kW para pasar del 20 al 80 por ciento de carga en la batería en unos 40 minutos. Con un cargador de 7,2 kW no tendrás problema para que el coche esté “con las pilas cargadas” dejándolo enchufado por la noche.

Kia e-Niro

Y como el e-Niro se desarrolló desde el principio pensando en las tres posibilidades de propulsión, la batería va colocada bajo el piso, y el interior mantiene la habitabilidad del resto de los Niro. Incluso sus 450 litros de capacidad de maletero superan en 125 litros al híbrido enchufable.

Kia e-Niro

Añade a esto los 7 años de garantía, y el hecho de que las revisiones oficiales (sí, hay que pasar por el taller aunque sea eléctrico) son menos costosas y también hay menos posibilidades de averías que en un coche con motor de combustión, el Kia e-Niro empieza a cobrar sentido como opción de compra para los que tienen “enchufe”.

Bonus: ¿eléctrico o híbrido enchufable?

El Kia e-Niro es el único SUV del mercado que ofrece todas sus versiones electrificadas, sin contar “falsos híbridos” con tecnología de hibridación ligera. Y es que al Kia Niro HEV híbrido, presentado en 2016, se añadió el Niro PHEV hace dos años. Ambos modelos acaban de recibir una actualización.

Pero, si tienes un enchufe a mano y estás pensando en “electrificarte”, la duda es razonable: ¿me interesa más el Kia Niro o el Kia e-Niro?

Kia e-Niro

La respuesta no es complicada. Salvo que tengas claro que quieres un eléctrico puro por algún motivo (moda, tecnología, conciencia ecológica), o que no quieras pasar por el obligado trámite de tener que programar tus viajes en función de los puntos de recarga (y eso que el Kia e-Niro ya tiene un buen radio de acción), el Niro PHEV se lleva todas las papeletas.

Kia e-Niro

Para empezar, al igual que en el eléctrico, cuentas con todas las ventajas de la etiqueta CERO de la DGT. Sus 58 km de autonomía oficial en modo EV son más que suficientes para muchos usuarios incluso aunque la cifra se quede más cerca de los 40 km en uso real. Y se ofrece por un precio desde 29.200 euros en la versión Concept, hasta los 33.450 del acabado Emotion. Eso son 2.000 euros menos que el eléctrico en el acabado base, y unos 6.000 menos en la versión tope de gama.