Este ingenioso sistema actualmente está siendo utilizado por Tesla solo en China, pero si tiene éxito quizás podría expandirse globalmente

Uno de los principales problemas a los que tiene que hacer frente cualquier conductor de un vehículo eléctrico es consecuencia del desconocimiento, la falta de educación y, en ocasiones, incluso la mala fe de otros conductores de vehículos con motor de combustión interna.

Nos referimos, obviamente, a esos conductores que no respetan las plazas reservadas para vehículos eléctricos en los puntos de carga.

Si ya la infraestructura de carga resulta insuficiente, especialmente en el sur de Europa, solo falta que al llegar a uno de los pocos puntos de carga disponibles en una ruta, un vehículo térmico haya ocupando ese espacio como si se tratase de una plaza de aparcamiento más.

Como aparcar en una gasolinera

Para que todo el mundo lo entienda, este problema que sufren habitualmente los conductores de vehículos eléctricos es como si éstos decidiesen aparcar en las vías de acceso a las gasolineras, impidiendo de este modo que los propietarios de vehículos con motor de combustión puedan rellenar el depósito. ¿Verdad que si esto ocurriese sería un escándalo que incluso saldría en los telediarios?

Tesla cree haber dado con la solución a este problema

Para evitar este tipo de situaciones y ante la falta de soluciones, Tesla ha ideado un ingenioso sistema que, al menos de momento, está implementando únicamente en China. La firma americana está instalando en sus Supercargadores y Cargadores en Destino unos dispositivos -no sabemos muy bien cómo denominarlos- que evitan que otros vehículos puedan aparcar en esas plazas. Estos dispositivos cuentan con una parte móvil que se pliega cuando el que necesita ocupar esa plaza es un vehículo de Tesla.

Vía Twitter, el usuario @Jayinshanghai, ha publicado unas imágenes de este ingenioso sistema, junto a una descripción de su funcionamiento. Tal y como explica, los usuarios de vehículos Tesla tienen acceso mediante la aplicación WeChat al sistema de desbloqueo. Al llegar a una de estas plazas, el propietario de un Tesla tan solo tiene que escanear, sin bajarse del coche, un código QR de gran tamaño que se encuentra en la pared. De este modo, y de forma mecánica, la barra que impide ocupar esa plaza descenderá. Cuando termina la carga y el vehículo se va, un sensor de proximidad detecta que el vehículo ya no está ocupando la plaza y vuelve a bloquearla.

Peculiaridades de este ingenioso sistema en China

El sistema es, sin duda, ingenioso y parece una buena solución que Tesla podría implementar en un futuro no solo en China, sino globalmente. No obstante, llama la atención que para su funcionamiento la firma americana esté empleando una aplicación de terceros como WeChat en vez de la propia aplicación de Tesla para dispositivos móviles. Quizás la tremenda implantación de WeChat en China haya jugado un papel importante, ya que así este sistema puede ser utilizado también por los propietarios de vehículos eléctricos de otras marcas.

Recordemos que aunque los Supercargadores son de uso exclusivo para vehículos Tesla, en los Cargadores en Destino que pueden encontrarse en hoteles, aeropuertos o centros comerciales, Tesla suele instalar algunos puntos de carga a los que puede acceder cualquier vehículo eléctrico.