La estrategia de Jaguar sería ir sustituyendo los modelos que comercializa actualmente por eléctricos durante los próximos años

Todo hace suponer que durante la próxima década vamos a presenciar grandes cambios en la industria del automóvil, hasta el punto de que algunas marcas reconocidas y con una larga historia podrían abandonar la fabricación de vehículos con motor térmico, sustituyéndolos por eléctricos.

Éste podría ser el caso de Jaguar. Según un reciente informe, el fabricante británico estaría estudiando la estrategia a seguir durante los próximos años, y una de las opciones que los dirigentes de Jaguar tienen sobre la mesa es ir sustituyendo los modelos térmicos que comercializa actualmente por otros nuevos eléctricos.

El Jaguar XJ sería sustituido por un nuevo eléctrico en tan solo un par de años

El primer modelo que sería sustituido por un nuevo vehículo completamente eléctrico es el Jaguar XJ. Y esto ocurriría en tan solo un par de años. Jaguar entraría a competir así directamente con el Porsche Taycan y el Tesla Model S en el segmento de los eléctricos de gama alta.

Entre los directivos de Jaguar circula la idea de que con este nuevo eléctrico de lujo podrían morder un buen trozo de la tarta, ya que en este segmento del mercado se encuentran los clientes más preocupados por el medioambiente. Además, los vehículos de este segmento ofrecen una mayor rentabilidad por cada unidad vendida. Otro punto a favor es que un vehículo como éste encajaría perfectamente con los cada vez más populares servicios de alquiler con chofer, permitiendo acceder sin limitaciones a las zonas con restricciones por contaminación en las grandes ciudades.

Un crossover para competir con el Audi e-tron

Al lanzamiento de este eléctrico de lujo en un par de años, le seguiría en 2023 un crossover eléctrico ligeramente más grande que el Audi e-tron. Este nuevo modelo vendría a sustituir al Jaguar XE y XF, que llegarán para esa fecha al final de su vida comercial.

En 2025 el fabricante británico dejaría de comercializar el E-Pace y el F-Pace, para sustituirlos por un nuevo I-Pace. Así, en 2026 Jaguar únicamente contaría en su catálogo con un vehículo con motor térmico: el J-Pace. Aunque no por mucho tiempo, ya que podría dejar de fabricarlo poco después.

La hibridación de Land Rover

El fabricante británico considera que con 4 o 5 modelos eléctricos en su catálogo podría vender unas 300 mil unidades anuales. Esta importante apuesta por el vehículo eléctrico sería además beneficiosa para su marca hermana, Land Rover, que podría lograr así de una reducción en los consumos. La experiencia ganada por Jaguar con sus eléctricos facilitaría enormemente la hibridación de los modelos de Land Rover, que podrían comenzar a emplear baterías de 48V.