El acuerdo entre Karma Automotive y Pininfarina anuncia la fabricación de nuevos coches eléctricos

Que Karma Automotive y Pininfarina se asocien para trabajar en nuevos coches eléctricos es una gran noticia. Sobre todo, tras ver cómo una empresa con tantas ganas de ofrecer un producto diferente e innovador quedó en poco más que un fracaso estrepitoso.

Karma Automotive resurge gracias al capital chino

El Fisker Karma, una berlina de lujo híbrida con 408 CV de potencia, una autonomía en modo eléctrico puro de 80 km y un precio en Europa de unos 80.000 euros, fue uno de aquellos automóviles que podrían haber revolucionado el mundo pero que no serán recordados sino como uno de los coches eco que fracasaron estrepitosamente, sobre todo en el plano económico.

Fisker Automotive fue un fabricante californiano que, entre 2005 y 2011, logró construir a duras penas aquel modelo hasta que quebró. Las cenizas de aquel proyecto fueron adquiridas por un grupo de inversión chino.

Los rumores de su reactivación industrial vienen de lejos. De hecho empezaron a tomar fuerza en 2014 con el anuncio de la compra de los activos que quedaron de la marca californiana Fisker Automotive por parte de Wanxiang Group.

AdvertisementAdvertisement

En 2016 apareció el Karma Revero, el heredero directo del Fisker Karma vio la luz y con él su comercialización. Al igual que su antecesor, un coche híbrido de lujo con prestaciones deportivas cuyo precio para EE.UU. parte de 130.000 dólares.

Ahora sabemos que no eran solo rumores vacíos y que Karma Automotive volverá a fabricar coches, pero esta vez, solo coches eléctricos.

Karma Automotive y Pininfarina, una alianza italo-estadounidense

Para esta segunda etapa en la vida industrial de Karma Automotive, Wanxiang Group ha negociado con Pininfarina un acuerdo de trabajo por el cual se anuncia la fabricación de nuevos coches eléctricos bajo la batuta, en cuanto al diseño, del prestigioso estudio italiano.

A pesar de que finales de 2015 el grupo indú Mahindrá adquirió la tercera parte de los activos de Pininfarina, la empresa italiana no solo goza de el mismo prestigio que siempre sino que, a pesar de sus casi 90 años, goza de plena salud.

Sin ir más lejos, durante el verano pasado, Pininfarina presentó su deportivo eléctrico, el Pininfarina PF0, un coche que veremos en el próximo Salón de Ginebra de marzo. Un coche de altísimas prestaciones que solo recurre a la electricidad como fuente de energía.

Es por esto que, esta alianza entre Karma Automotive y Pininfarina apunta hacia una dirección muy esperanzadora. De un lado, un constructor que aspira a comercializar coches eléctricos de lujo con pretensiones deportivas y, de otro, un estudio de carrocería que, a lo largo de su historia, ha diseñado vehículos tan espectaculares como el Ferrari F40.

Sin que se hayan dado más datos acerca de cuándo ni qué tipo de segmentos se establecen en su plan de trabajo, parece que las intenciones son las de dar máxima prioridad a esta nueva fase de Karma Automotive apoyada en Pininfarina.