La eléctrificación de la F-150 es consecuencia de la inminente irrupción de otros competidores en este segmento liderado hasta ahora por Ford

Hace tan solo unos días nos hacíamos eco del cambio de rumbo en la estrategia comercial de Ford, tras anunciar que introducirá versiones electrificadas de todos sus vehículos no comerciales en Europa. La firma americana parece que por fin está empezando a apostar por el vehículo eléctrico, tras mostrarse durante años como una de los fabricantes más reticentes.

Ahora, una nueva información que tiene de nuevo a Ford como protagonista, vuelve a incidir en la idea de que este cambio de rumbo de la firma americana es real y no se trata de un espejismo.

Ver para creer

Durante una presentación en la Deutsche Bank Global Automotive Conference en Detroit, el presidente de mercados globales de Ford, Jim Farley, ha realizado un anuncio sorprendente y totalmente inesperado.

AdvertisementAdvertisement

Para el que lo desconozca, la F-150 ha sido durante décadas la Pickup con mayores ventas en Estados Unidos y es uno de los iconos en aquel país de los más escépticos con el vehículo eléctrico. Es por este motivo que hasta hoy resultaba completamente inimaginable pensar en una versión eléctrica o incluso híbrida de esta Pickup. Sin embargo, lo inimaginable ha ocurrido.

Durante la presentación en Detroit Farley aseguró que Ford va a electrificar su Pickup más popular, ofreciendo una versión híbrida y otra «con batería eléctrica». Aunque bien es cierto que no quedó del todo claro a qué se refería al anunciar una versión con batería eléctrica, parece sensato pensar que se trate de una versión completamente eléctrica.

¿Qué ha motivado la electrificación de la F-150?

Este sorprendente anuncio de Ford no carece sin embargo de sentido, si tenemos en cuenta el creciente interés que este segmento suscita a los principales fabricantes de vehículos eléctricos. Elon Musk, CEO de Tesla, hace tiempo que viene mostrando su intención de lanzar una Pickup completamente eléctrica en 2020 o 2021. Mientras que, por otro lado, Rivian recientemente anunció el lanzamiento de la R1T, de la que ya os hablamos en su momento.

Tanto la futura Pickup de Tesla, de la que aún no conocemos ni su diseño, como la R1T de Rivian, suponen una seria amenaza para Ford que lleva décadas siendo líder de ventas en este segmento. Un lucrativo negocio que con seguridad no querrá perder con la llegada de estos nuevos competidores.

Ford no tiene, por tanto, otra opción que mover ficha y empezar a pensar en la electrificación de la F-150, si quiere mantener su hegemonía en el terreno de las Pickups. Los precedentes así lo indican, Tesla ha logrado hacerse un hueco en el segmento de las berlinas y SUVs de lujo con el Model S y Model X; y lo mismo está haciendo ahora con el Model 3. ¿Por qué no iba a ocurrir lo mismo cuando lance al mercado su Pickup eléctrica?

Rivian también quiere su trozo de la tarta

Por si eso fuera poco, Ford no va a tener que hacer frente únicamente a Tesla. Rivian era una StartUp prácticamente desconocida hasta hace unos pocos meses, que ha estado trabajando durante años sin hacer mucho ruido. Sin embargo, la presentación de la R1T ha disparado su popularidad, al tratarse de un vehículo realmente atractivo con grandes expectativas de futuro.

Ford va a tener que trabajar duro, no le queda otra, en un terreno hasta ahora desconocido para la firma americana como es el de los vehículos con propulsión completamente eléctrica. Tendremos que esperar para comprobar qué es capaz de ofrecer, pero lo que es evidente es que el segmento de las Pickups en los próximos años va a sufrir un cambio radical con su electrificación.